Lindsay Lohan, ¡a limpiar la morgue de Los Ángeles!

La actriz fue sentenciada, por robar un collar, a 120 días de cárcel y 480 horas de servicio comunitario.

La actriz Lindsay Lohan pasará parte de su condena por violar su libertad condicional “limpiando y barriendo” en el depósito de cadáveres de la ciudad de Los Ángeles.

Lohan fue sentenciada el pasado viernes a 120 días de cárcel y 480 horas de servicio comunitario por el hurto de un collar que tuvo lugar el pasado mes de enero.

La actriz cumplirá un 75 por ciento del tiempo de trabajo social en un centro de mujeres de una de las zonas más deprimidas de la urbe californiana y el resto de su labor tendrá lugar en una morgue.

“Tenemos empleados de servicio comunitario todo el tiempo. Limpian y barren”, comentó Ed Winter, asistente jefe del tanatorio angelino, donde se realizó la autopsia al difunto 'rey del pop', Michael Jackson.

La juez Stephanie Sautner determinó que Lohan deberá empezar a cumplir con sus horas de trabajo social en el plazo de una semana y completarlas a lo largo de un año.

La actriz abonó la fianza estimada en 75.000 dólares el viernes, tras el veredicto, y su abogada informó de que recurrirían la sentencia.

Cuando fue acusada del robo, Lohan se encontraba en libertad condicional por una causa que se inició en 2007, tras ser detenida por conducir ebria, y que se complicó posteriormente cuando incumplió en reiteradas ocasiones las órdenes judiciales.

Tres semanas antes del incidente en la joyería la intérprete de 'Mean Girls' terminó su internamiento de tres meses en un centro de rehabilitación como parte de una condena anterior por una violación previa de la libertad condicional que la había llevado a pasar 13 días en prisión a finales de julio.
 

Temas relacionados