Liquidan dos contratos del proyecto de renovación urbana del centro de Bogotá

La cancelación de los contratos es con la Unión Temporal Urbe Capital y con el consorcio Centro Comercial.

Una semana después de que la Contraloría de Bogotá advirtiera que estaban en riesgo más de 40 mil millones de pesos desembolsados por la administración distrital para las obras del proyecto San Victorino, la Empresa de Renovación Urbana (ERU) anunció la liquidación de dos contratos del plan centro con la Unión Temporal Urbe Capital y con el consorcio Centro Comercial.

La decisión fue tomada luego de una reunión efectuada este jueves entre la ERU y la Junta Directiva del Fideicomiso San Victorino, en donde estuvo presente el presidente de la Fiduciaria Bogotá S.A., César Prado Villegas, y en la cual se definió la reestructuración del proyecto.

“La reingeniería que se aplicará al proyecto, tal y como lo estableció la Junta Directiva del Fideicomiso, dispone a su vez la liquidación del contrato de gerencia suscrito con la Unión Temporal Urbe Capital teniendo en cuenta que no se alcanzó el punto de equilibrio y de factibilidad económica definitiva establecidos como requisito para el desarrollo de la fase operativa. Igualmente, se da por terminado el contrato de interventoría suscrito con el Consorcio Centro Comercial”.

El pasado 30 de junio el contralor de Bogotá, Mario Solano Calderón, había advertido que una de las falencias halladas en el proyecto era que después de cuatro años de haberse suscrito el contrato de gerencia con la empresa Urbe Capital (representante legal Julián Gómez), el 2 de octubre de 2007, no se había cumplido con la fase preoperativa del proyecto, y que por tal razón, no se logró el punto de equilibrio estimado en las ventas.

Para la Contraloría también resultaba llamativo que el contrato de fiducia hubiera sido prorrogado tres meses más con vencimiento el 6 de septiembre de 2011, mientras que el de gerencia (Urbe Capital) se extendiera hasta el 1 de abril de 2014, “con la atenuante de que la gerencia del proyecto ha tenido varias remuneraciones por adiciones al contrato a pesar de los incumplimientos”.

Según el ente de control, “en anticipos hay más de 1.600 millones de pesos y lo que más llama la atención es que desde el 17 de julio de 2009 hasta el inicio de la parte operativa, Urbe Capital recibe mensualmente 89 millones de pesos más IVA”.

En este sentido, la Empresa de Renovación Urbana decidió reestructurar el esquema de ejecución del proyecto San Victorino Centro Internacional de Comercio Mayorista con el objetivo de agilizar su puesta en marcha y potencializar de manera diligente las condiciones comerciales y residenciales del sector.

La entidad dispuso la implementación del esquema de inversionista constructor el cual permitirá avanzar en la ejecución de uno de los proyectos de renovación urbanística más importantes para la ciudad.

“La decisión busca generar condiciones financieras que favorezcan la viabilidad del proyecto y, por lo tanto, permitan dar inicio a su etapa de construcción a la mayor brevedad posible. Con el nuevo esquema de ejecución, la ERU busca garantizar las promesas de valor ofrecidas a los ciudadanos que ya han invertido en el proyecto y cuyos dineros se encuentran bajo custodia del Fideicomiso administrado por la Fiduciaria Bogotá S.A.”.