Listo el comparendo ambiental

No se afectará a recicladores informales y, por el contrario, se fomenta su asociación.

Desde hoy, los concejos municipales y distritales, con el apoyo de las Corporaciones Autónomas Regionales, tendrán un año de plazo para reglamentar el Comparendo Ambiental, organizar la actividad del reciclaje en sus ciudades  y fomentar la asociación entre las personas dedicadas a esta labor. Ello al amparo de la ley que ratifica la aplicación del Comparendo Ambiental para infractores de aseo, limpieza y recolección de escombros, sancionada el miércoles por el presidente Juan Manuel Santos.

La idea de la iniciativa – Ley 1466 de 2011- es que los ciudadanos aprendan a manejar los residuos y los escombros, previendo la afectación del medio ambiente y la salud pública, mediante sanciones pedagógicas y económicas a todas aquellas personas que infrinjan la normatividad.

En el marco de la iniciativa, las alcaldías y los concejos tendrán la responsabilidad de organizar la actividad del reciclaje, incentivar la cultura de separación en la fuente y estimular a la sociedad a entender y proteger la actividad del reciclaje y la recuperación ambiental. Así mismo, serán estas autoridades municipales los que definirán el monto de las saciones.

En ese sentido, las administraciones locales y los cabildos deben incentivar la asociación y la formalización dentro de la población de los llamados recicladores, así como hacer expresos esfuerzos en la protección de esta población, quienes tendrán que hacer la recolección de los residuos en forma organizada y limpia.

Además, se establece la creación de la Mesa Nacional de Reciclaje, que se reunirá por lo menos una vez cada seis meses, con el fin de evaluar los efectos de la instauración del Comparendo Ambiental.

Según el presidente Santos, en la Ley “queda claro que el propósito del Gobierno es aplicar los instrumentos legales para proteger desde la fraternidad social y la recuperación ambiental a las personas que trabajan en la actividad del reciclaje, excluyendo el ejercicio arbitrario de la facultad sancionatoria frente a la población vulnerable y garantizando plenamente el derecho al trabajo”.

La nueva norma entra a reforzar lo que estipulaba otra Ley, la 1259 de 2008, expedida por el gobierno de Álvaro Uribe, que si bien implementó el comparendo ambiental no tuvo una real aplicación. En su momento, la iniciativa creó una gran polémica, ya que en uno de sus parágrafos calificaba como una infracción el hecho de  “destapar y extraer, parcial o totalmente, sin autorización alguna, el contenido de las bolsas y recipientes para la basura, una vez colocados para su recolección”.

Las organizaciones de recicladores consideraron que era una talanquera a su labor y hasta se habló de  que la ley lo que buscaba era favorecer a los hijos del entonces presidente, Jerónimo y Tomás Uribe, principales accionistas de la empresa Residuos Ecoeficiencia, dedicada precisamente al reciclaje. Sin embargo, en noviembre de 2009, un concepto de la Corte Constitucional definió que “la imposición del comparendo ambiental no podrá impedir el ejercicio efectivo de la actividad realizada por los recicladores informales”.

Infracciones

Son infracciones en contra de las normas ambientales de aseo, las siguientes:

- Sacar la basura en horarios no autorizados por la empresa prestadora del servicio.

- No usar los recipientes o demás elementos dispuestos para depositar la basura.

- Disponer residuos sólidos y escombros en sitios de uso público no acordados ni autorizados por autoridad competente.

- Disponer basura, residuos y escombros en bienes inmuebles de carácter público o privado, como colegios, centros de atención de salud, expendios de alimentos, droguerías, entre otros.

- Arrojar basura y escombros a fuentes de aguas y bosques.

Términos claves de la ley

Medio ambiente: Interrelación que se establece entre el hombre y su entorno, sea este de carácter natural o artificial.
Espacio público: Todo lugar del cual hace uso la comunidad.

Reciclar: Proceso por medio del cual a un residuo sólido se le recuperan su forma y utilidad original, u otras.

Separación en la fuente: Acción de separar los residuos sólidos orgánicos y los inorgánicos, desde el sitio donde estos se producen.

Sitio de disposición final: Lugar, técnica y ambientalmente acondicionado, donde se deposita la basura. A este sitio se le denomina Relleno Sanitario.

Residuo sólido: Todo tipo de material, orgánico o inorgánico, y de naturaleza compacta, que ha sido desechado luego de consumir su parte vital.

Residuo sólido recuperable: Todo tipo de residuo sólido al que, mediante un debido tratamiento, se le puede devolver su utilidad original u otras utilidades.

Residuo sólido orgánico: Todo tipo de residuo, originado a partir de un ser compuesto de órganos naturales.

Residuo sólido inorgánico: Todo tipo de residuo sólido, originado a partir de un objeto artificial creado por el hombre.

Lixiviado: Sustancia líquida, de color amarillo y naturaleza ácida que supura la basura o residuo orgánico, como uno de los productos derivados de su descomposición.

Escombro: Todo tipo de residuo sólido, resultante de demoliciones, reparación de inmuebles o construcción de obras civiles; es decir, los sobrantes de cualquier acción que se ejerza en las estructuras urbanas.

Escombrera: Lugar, técnica y ambientalmente acondicionado para depositar escombros.