Los 21 de Lara

Por decisiones "técnicas", el estratega dejó por fuera a Edwin Cardona y a Andrés ‘Manga’ Escobar.

Nueve jugadores quedaron por fuera de la lista de convocados de la selección de Colombia Sub 20 que jugará el mundial de la categoría, a disputarse en nuestro país desde el 29 de julio. La escena debió ser difícil: en medio de la congoja, se despidieron de sus compañeros y les desearon éxito. Los que se quedaron, los que disputarán el torneo, prometieron darlo todo por ellos. Sin embargo, el grupo de excluidos no deja de ser polémico: en él están Edwin Cardona y Andrés ‘Manga’ Escobar, figuras en el último Esperanzas de Toulon.

La respuesta de Eduardo Lara, técnico del equipo nacional, fue gaseosa. Cuando más, imprecisa. Preguntado por la razón para dejar por fuera a Cardona y a Escobar, el vallecaucano afirmó con pausa: “teníamos claro que cualquiera podía salir”. “Y que podían ser buenos jugadores”, agregó de inmediato. “Nos decidimos por estos 21 que hemos tenido en cuenta —añadió—. Lógicamente, son jugadores importantes, pero valoramos el trabajo en la parte física y en la parte médica, y por eso escogimos este grupo”.

Desde luego, la decisión puede ser más polémica cuando se tiene en cuenta la inclusión de Michael Ortega y Fabián Castillo, dos jugadores que no habían estado en algunas convocatorias del proceso de la selección. Al respecto, Lara fue salomónico: “ni a Ortega ni a Castillo se les cerraron las puertas. Mientras yo esté acá, las puertas siempre estarán abiertas para ellos. Y para los que salieron”. “En particular, ellos dos han llegado con unas ganas impresionantes de venir a trabajar, de venir a quedarse, desde el primer día que llegaron, y han estado entrenando de una forma excelente. Lo que hicieron en la altura fue muy bueno”, apuntó.

Dentro de la nómina, Lara hizo referencia al ataque. En especial, a Luis Fernando Muriel y a Castillo. “Todos sabemos lo que es Muriel”, elogió al delantero del Udinese: “un hombre claro para el gol”. Del segundo, destacó “su velocidad y su picardía al frente”. En líneas generales, el estratega también señaló que quiere “un grupo unido, compacto”. Y trazó metas: “el objetivo que deseamos es la final”. El entrenador no evitó ser autocrítico con su grupo (“tenemos que mejorar en muchas más cosas”) y también matizó: “todo va a depender también de lo que el rival nos deje desarrollar”.

Al final, poco después de terminada la ronda de preguntas, Lara pidió a los medios y al público apoyo y comprensión para sus jugadores. “Yo sé y estoy seguro de que van a dar la vida por conseguir un lindo logro para el país”.