Los colombianos hoy son menos optimistas

Así lo demostró la última encuesta de la firma Invamer Gallup, cuyo dato más relevante habla del estado de ánimo de los ciudadanos, quienes en más del 50% creen que las cosas en el país están empeorando.

Billones de pesos de los colombianos en manos de unos pocos, un invierno que ha provocado la peor catástrofe natural en la historia y una percepción negativa en cuanto a la seguridad, marcaron la tendencia en todos los temas que abordó la última encuesta publicada por Invamer Gallup, que con un universo de 1200 encuestas, certificó un pequeño bajonazo en el porcentaje de favorabilidad del presidente, Juan Manuel Santos.

Según el estudio, el 54% de los colombianos considera que las cosas en el país están empeorando, mientras que un escaso 27% se muestra optimista. Hace apenas tres meses, cuando se publicó la última encuesta, las cifras eran de 39% y 41%, respectivamente. Para Jorge Londoño, presidente de la firma encuestadora, tres temas marcaron esta tendencia: “consecuencias del invierno, corrupción y la sensación negativa de seguridad”.

Por otra parte, el índice de favorabilidad del presidente bajó seis puntos, al pasar de 72% (en febrero) a 66%; y en igual proporción fue el descenso de la aprobación sobre la forma como se desempeña Juan Manuel Santos, que pasó de 77% a 71%. En lo que mejor le va al gobierno actual es en el manejo de las relaciones internacionales, cuya aprobación de la gestión es del 79%, cifra que contrasta con el manejo de la corrupción, que es desaprobada por el 58% de los entrevistados.

En cuanto al manejo de temas como guerrilla, costo de vida, calidad y cubrimiento de la educación, servicios públicos, calidad y cubrimiento del transporte y carreteras, lucha contra la pobreza e inseguridad, el estudio muestra el mayor índice de desaprobación, en los últimos años.

Las fuerzas militares es la institución que mayor opinión favorable tiene en los colombianos, con un 76% de confianza, seguida por los medios de comunicación con un 74%. La opinión de los encuestados contrasta con el hecho de que en octubre de 2010, el 90% de los colombianos creían que las fuerzas armadas estaban en capacidad de derrotar militarmente a la guerrilla, y hoy este porcentaje bajó al 74%.

El alcalde con mayor desaprobación de su gestión sigue siendo el destituido Samuel Moreno con el 84% de imagen negativa, mientras Alejandro Char (Barranquilla) sigue ocupando el primer lugar en cuanto a favorabilidad de su gestión, con el 93%. Alonso Salazar, de Medellín, alcanza un índice de aprobación del 61%; Jorge Iván Ospina, de Cali, 66%, y Fernando Vargas Mendoza, de Bucaramanga, baja al 54%.

Entretanto, el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, tiene el mejor índice de aprobación entre los líderes departamentales, con una opinión positiva de su gestión del 78%. Lo sigue el del Atlántico, Eduardo Verano de La Rosa, con 74% de favorabilidad; Horacio Serpa (Santander), 69%, y Francisco José Lourido (Valle), 51%.

El General Óscar Naranjo es, en la lista de personajes públicos, el que mayor índice de favorabilidad tiene entre los colombianos (74%), lo siguen el expresidente Álvaro Uribe (69%), el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras (67%), y el vicepresidente, Angelino Garzón (65%).

En temas como el desempleo y la economía, la desaprobación de la gestión del Gobierno sigue creciendo desde los últimos meses del año pasado. Situación preocupante, en cuanto a que el país se encuentra golpeado con la salida a la luz pública de escándalos de corrupción que involucran servicios fundamentales como la salud, y que han generado un estado de ánimo negativo, que se une a los casi tres millones de damnificados que han dejado las lluvias, problema que a su vez se lleva por delante otros importantes temas como precios de alimentos y comportamiento de la economía.