'Los colombianos se identifican conmigo': ganador del Desafío

Carlos Mauricio Morales habla sobre su triunfo en el reality que finalizó el pasado domingo.

Una final emotiva se vivió en el último episodio de este reality, en el que Jáder Arizala se enfrentó a Carlos Mauricio Morales, dejando a éste último competidor como el ganador del Desafío 2011. Morales venció, gracias a los votos del público, con el 51% de los votos, frente al 49% de Arizala.

Carlos Mauricio, quien logró cautivar a los colombianos y quedarse con la victoria, habla sobre su triunfo.

¿Se imaginó llegar tan lejos en este Desafío?

Desde mucho antes había soñado con participar en el Desafío y siempre consideré la posibilidad de ser elegido, pero en realidad nunca me imaginé llegar tan lejos y mucho menos ser finalista, no porque dude de mis capacidades, sino porque hay rivales fuertes y competitivos a la hora de las pruebas.

¿Por qué cree que Colombia lo escogió como merecedor del premio mayor?

Porque di lo mejor de mí en cada prueba, demostré mis fortalezas y habilidades siempre llevando un juego limpio y pienso que me identifico con ese colombiano humilde, honesto, trabajador que lucha día a día por mejorar su condición y la de su familia y creo que muchos se sienten identificados con mi personalidad.

¿Qué representaba usted que no representaba Jáder?

Pienso que los dos tenemos nuestras cualidades y defectos como cualquier persona, por lo tanto cada quien entrega lo que en su interior siente, mi representación fue mostrarme como soy, una persona trasparente calmada, pasiva, manteniendo siempre firme mi objetivo, exigiéndole a mi cuerpo y mi mente hasta el límite, dando todo hasta el final.

¿Cuál era la principal diferencia entre ustedes a nivel personal?

Nuestras diferencias personales se basan de acuerdo como hemos vivido la vida cada uno, según las oportunidades o dificultades que hemos tenido. Yo vengo de una familia humilde, crecí con mi madre, no tuve la oportunidad de continuar una carrera profesional, desde muy joven trabajé para solventar mis necesidades, tal vez nuestra mayor diferencia sea en cuanto a nuestra actividad: él es médico y yo soy artesano.

¿Cuál es la principal diferencia entre ustedes a nivel deportivo?

Seguramente sus instintos lo convierten en un competidor rápido, ágil y muy fuerte. Yo desde muy niño me he caracterizado por ser una persona amante del deporte y el hecho de vivir en el campo me ha servido para fortalecerme.

¿Qué piensa hacer con el premio?

Siempre he luchado por un mejor porvenir para mis hijos y mi familia. Quiero comprarles una casa y poderlos educar, de igual manera estoy abierto a las posibilidades que se puedan presentar para invertir en un negocio rentable. En el Putumayo hay muchos artesanos con mucho talento, me gustaría crear una empresa donde pueda traer esas ideas y trabajos para mostrarlos y darlos a conocer al país y de esta manera, ayudar a muchas personas que tienen un producto, pero que no lo pueden vender.

¿Se arrepiente de algo que hizo o que debió dejar de hacer en este Desafío?

Yo pienso que cada ser humano debe demostrar lo que realmente es en cualquier parte y eso fue lo que hice en el Desafío: reflejar lo que soy con sinceridad, transparencia y honestidad, viví cada momento al máximo, disfruté las comodidades en su momento y puse a prueba la supervivencia cuando fue necesario, no tengo nada de qué arrepentirme.

¿Cuál es el aprendizaje que saca de todo esto?

Es la mejor experiencia que he tenido en mi vida. Conocer personas diferentes en costumbres, formas de pensar y culturas, me sirvió mucho para retroalimentarme. En cuanto a mi vida, me di cuenta que cuando nos proponemos una meta con la ayuda de Dios esta se puede conseguir no importa cual camino espinado u obstáculo se pueda presentar.

¿Qué viene para usted después del Desafío, cuáles son sus planes?

Si Dios me puso aquí es por algo y lo he asimilado como una misión de cambiar el concepto que el país tiene del Putumayo… me gustaría trabajar para dar a conocer las cosas maravillosas que tenemos como la calidez de su gente, su arte, su cultura y estar abierto a las posibilidades; por lo pronto me gustaría crear una empresa dentro de la cual pueda mostrar mis productos y los de muchos artesanos de Putumayo.

¿En qué cree que radicó su triunfo personal?

Creo que en mi forma de ser y de asimilar cada situación que se iba desarrollando en el transcurso del juego, de igual manera en mi condición física, puesto que me gusta el deporte, sin dejar a un lado mi vivencia en la lucha diaria, la cual creo que es vital al momento de enfrentar grandes retos.

¿Ahora que tiene en sus manos la piedra sagrada cómo se siente?

Me siento privilegiado y agradecido con Dios por haberme dado la oportunidad de conquistar este triunfo, poder dar a conocer mi potencial y espíritu de lucha por mi región y demostrar que todo es posible si nos proponemos una meta, le ponemos el corazón y las ganas para conseguirla.