Los destinos del huracán

Hace un año dejó la subdirección de noticias de RCN radio y ayer quedó claro cuál fue su dedicación: la creación de su tercera novela.

Entre bares y hoteles de lujosa atención, con la armonía recurrente del blues o el jazz, sin renunciar a su esencia colombiana pero inmersos en el ambiente latino del sur de Estados Unidos, Camilo y Milena forjan su aventura. Él es actor, fue su profesor en la universidad y sabe moverse con destreza en el laberinto del arte. Ella es una reconocida presentadora de televisión a quien el éxito le sonríe hasta en la desgracia. El huracán ‘Katrina’ los atrapa, los sacude y ambos aprenden en el destino cruzado de su efímero encuentro.

Es el escenario y los protagonistas de Tormenta en el Mississippi, la tercera novela del periodista y escritor Juan Manuel Ruiz, a través de la cual deja fluir sus reflexiones sobre el intrincado mundo de los medios de comunicación y la farándula. Las intrigas, la banalidad, la sangre caliente de la envidia, los sacrificios personales por una pizca de reconocimiento. Los amores furtivos de un artista que busca solaz para su creatividad y una mujer casada con el vicepresidente de una multinacional que escapa a su tedio y lo secunda.

En el fondo, ambos huyen de la realidad sin atender el peligro que los acecha, hasta que la naturaleza los aterriza encerrados en una casa de Nueva Orleans, mientras la ciudad llora por el terrible huracán que en agosto de 2005 enlutó al menos a tres estados del país del norte. Una novela donde el diálogo es el hilo conductor que llena los espacios; donde Colombia se asoma con sus protagonistas y su abanico de recuerdos de frustraciones y victorias, y donde surge un recurrente polo a tierra: un periodista que los actualiza sobre las primicias del país.

Un entorno que el autor conoce a la perfección, como quiera que desde sus días de estudiante en el colegio Miguel Jiménez López de Tunja, como promotor del periódico El Crisol, descubrió su vocación por el periodismo. Lo estudió formalmente en la Universidad de La Sabana, y desde 1987 hasta 2010, con un paso breve por la televisión, lo encarnó a través de una meritoria carrera que empezó con escuetas intervenciones en el programa Rimuleros en Antena de RCN Radio y terminó como subdirector de noticias de esta misma cadena.

Cuando el reconocido Juan Gossaín decidió dar un paso al costado y retirarse a vivir a Cartagena, Juan Manuel Ruiz, su mano derecha durante una década, hizo lo propio. Hoy integra el equipo de trabajo del programa radial La Escalera que se emite en 107.9 FM, en la emisora Minuto de Dios, y ejerce la docencia en la Universidad Javeriana. Pero como su disciplina radial de tantos años lo volvió un adicto del trabajo, decidió no darse treguas ni tampoco inventarse un año sabático. Producto de esa determinación es su tercera novela.

Su primera obra, El Sepulturero, publicada en 2006, dejó advertir su creatividad para moldear la vida y milagros de un personaje inmerso en un contexto específico de la historia contemporánea de Colombia: la tragedia que los violentos del norte del Valle hicieron vivir a sus gentes, en especial en el municipio de Trujillo. Después vino Ciudad Adrenalina, una obra experimental donde se respira una atmósfera saturada de tecnología, con seres críticos que cruzan sus destinos en Nueva York, México, Buenos Aires, Bogotá o Berlín, como si vivieran en la misma metrópoli.

Una obra cuyo ritmo y protagonistas representan un anticipo de su tercer relato, Tormenta en el Mississippi. Sabiduría musical como telón de fondo, la urbe contemporánea que asedia la intimidad y al mismo tiempo seduce, y una historia donde el periodismo se mueve tan frenético como la vida misma. Un ambiente que Juan Manuel Ruiz ha amasado entre sus vivencias en la radio, y que ahora le permite dar rienda suelta a su prosa, que avanza sin premura hacia la voz propia y el talento que únicamente surge de trabajar la palabra escrita.

 

últimas noticias