"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

'A los Moreno nos quieren liquidar'

El suspendido alcalde insiste en que el proceso en su contra es el resultado de una campaña de desprestigio y, a pesar de la imputación de cargos que la Fiscalía le hará el 29 de julio, cree que no hay motivos para ir a la cárcel.

Además, para defenderse usa el retrovisor recordando que la Fase III de Transmilenio se adjudicó en la administración de ‘Lucho’ Garzón.


“Yo no era ninguna ‘Doctora’, eso es parte de la estrategia para desprestigiarnos”. Así respondió el suspendido alcalde Samuel Moreno a algunos de los señalamientos que hay en su contra, después de guardar silencio desde el 3 de mayo pasado, cuando el procurador general, Alejandro Ordóñez, pidió su suspensión por tres meses prorrogables, en el marco de la investigación disciplinaria que le sigue por presunta omisión en la ejecución de unos contratos.

A 10 días de que la Fiscalía le impute cargos por prevaricato por omisión, concusión, celebración de contratos sin requisitos legales y peculado por apropiación, el mandatario decidió dar sus primeras declaraciones ante los medios en una entrevista de la alianza informativa entre Caracol Radio, Canal Caracol y El Espectador.

Que es inocente, que las acusaciones en su contra son una trama de mentiras para acabar a su familia y que no lo pueden condenar porque fue él quien destapó la olla de corrupción de los Nule, fueron algunas de sus afirmaciones, en las que también usó el retrovisor para recordar que fue durante la administración de ‘Lucho’ Garzón que se adjudicó la Fase III de Transmilenio. También mencionó al exmandatario Enrique Peñalosa en el caso de las losas de Transmilenio, que se habrían construido con materiales de poca calidad.

La salida del fiscal Germán Pabón de su caso —fue declarado insubsistente por la fiscal Viviane Morales— fue uno de los motivos del alcalde para romper su silencio. El mandatario advirtió que el nuevo fiscal, José Ricardo González, tendrá que revisar con mucha rigurosidad el proceso, debido a supuestas irregularidades en la investigación adelantada por Pabón: “Tenemos una información muy grave. Hay presiones a testigos procesados con el fin de enlodar nuestra actuación”, denunció Moreno.

Moreno reveló la renuncia de Carlos Gómez Pavajeau a su caso, debido a una investigación que cursa en contra del abogado en el Consejo Superior de la Judicatura por supuestas inconsistencias cuando se desempeñaba como viceprocurador.

Con relativa calma, el suspendido alcalde insistió en que no tiene ningún nexo con contratistas, pero admitió conocer al abogado Álvaro Dávila. “Nunca he recibido un peso de un contratista del Distrito. Nunca le he solicitado un peso a nadie por la adjudicación de un contrato”, agregó. Y acerca de su encuentro con Miguel Nule durante un viaje a Miami, anotó que fue un hecho fortuito.

Sobre su hermano Iván, el mandatario negó que hayan tenido algún enfrentamiento como se dijo en días pasados y señaló que éste tendrá la oportunidad de demostrar su inocencia frente a la Corte Suprema.

Durante toda la entrevista, Moreno fue insistente en que las declaraciones de los Nule y del exsubdirector técnico del IDU, Inocencio Meléndez, son una estrategia para salir bien librados frente a la justicia. “Tengo la frente en alto, estoy confiado en que vamos a desvirtuar las mentiras que buscan un interés personal... Lo que quieren es pasarnos una cuenta de cobro”.

En cuanto a las dudas sobre la cesión de un tramo de la obra de la calle 26, señaló que no tuvo nada que ver en ese proceso, aunque admitió que asistió a una reunión con los funcionarios del IDU a cargo, hacia el final de ese proceso.

El 29 de julio la Fiscalía le imputará cuatro cargos a Moreno y el 3 de agosto la Procuraduría tendrá que decir si le prorroga o no la suspensión. Él se muestra convencido de que la justicia estará de su parte: “Estoy completamente seguro de que no voy a ir a la cárcel. Hay una estrategia muy bien montada. Nunca di una orden a favor ni en contra de nadie. No voy a renunciar, porque ya las decisiones no dependen de mí”.