Los Nule fueron alertados por sus propios asesores del lío que se les avecinaba

El abogado Ómar Augusto Ferreira dijo que los retrasos en la calle 26 fueron de hasta el 80 %.

Ómar Augusto Ferreira Rey, representante de una firma de abogados asesora de los Nule declaró que los empresarios fueron alertados acerca del sin salida que se les avecinaba con los incumplimientos en la ejecución de las obras de la calle 26.

Dijo que, como representante legal de la asesora Ferreira Ruán, había comprobado que los retrasos llegaban incluso al 80 %, por cuanto era previsible la declaratoria de caducidad del contrato que le había adjudicado el Instituto de Desarrollo Urbano, IDU.

Añadió que la mejor salida era la cesión del convenio y que así se lo manifestó a sus clientes, con quienes empezó a tener desavenencias porque estos insistían iniciar una reclamación por 66.000 millones de pesos en contra del IDU, cuando no había lugar a ello.

Dijo que la relación contractual con los Nule terminó de desajustarse cuando comprobó que los empresarios acudieron a otra firma de abogados en esa demanda, desatendiendo sus observaciones.

Añadió que, incluso, estos le quedaron debiendo pagos que sumaban los 2 o 3.000 millones de pesos. De ahí que él haya instaurado demandas en contra de los exempresarios, a quienes asesoraron jurídicamente en varias licitaciones.