Los primeros pasos

Aunque hace parte del desarrollo normal de un niño, aprender a caminar le cambia la dinámica al cuidado y a la actividad diaria del bebé. Deje el afán de que salga corriendo, hay que ir paso a paso.

La edad en la que los niños aprenden a caminar no es exacta pues es el resultado de un proceso motor que empieza con los movimientos que ellos hacen para voltearse en la cama, el sentarse derecho y cambiar de posiciones hasta iniciar el gateo.

Precisamente, porque hace parte de un desarrollo más complejo es que los expertos recomiendan que el bebé gatee antes de caminar. “Los niños deben gatear así sea un metro, pues les ayuda a la coordinación, estimula la lateralidad y la disociación. No quiere decir que el que no gatee será descoordinado, pero es mejor si lo hace” explica la fisioterapeuta Ana María Suárez.

Esto sucede entre los 9 y los 18 meses. Cuanto más tiempo pasen en cuatro patas es mejor pero si su bebé ha llegado a los 20 meses y sigue sin caminar es recomendable valorar con un pediatra que no haya problemas de desarrollo.

Cuando ya empieza a hacer ‘pinitos’ entonces es hora de darle una manito con una toalla alrededor de su cintura, explica Suárez, quien desaconseja el uso de los caminadores tradicionales porque en realidad con esos los niños no aprenden a desarrollar el equilibrio.

Temas relacionados
últimas noticias

El chupo previene la muerte súbita

¿Cuándo destetar a los hijos?