Más de 1.000 habitantes de la calle han salido de la indigencia en Bogotá

En la ciudad hay 8.385 personas en esta condición.

Los tres equipos de búsqueda activa de la Secretaría de Integración Social (SDIS) exploran durante las 24 horas del día las alcantarillas, puentes, canales de ríos y zonas críticas del sur, centro y norte de Bogotá para rescatar personas del hambre, la drogadicción y la delincuencia y ofrecerles la posibilidad de volver con sus familias y reintegrarse a la sociedad. Ya son más de mil personas las que se han rehabilitado y, después de ser capacitadas en diversas áreas, tienen empleo y contribuyen económicamente en sus núcleos familiares.

Según el V Censo de habitantes de calle realizado por la SDIS en 2008, en Bogotá hay 8 mil 385 de estos habitantes, de los cuales el 86.9% son hombres, el 8.4% son menores de 18 años y el 32% son adultos mayores. Los resultados del censo indicaron una disminución en la cantidad de esta población respecto a 2001, cuando había 11.832 habitantes de calle, y a 2004, cuando había 10.077. Este año se llevará a cabo el sexto censo y se espera que, con el trabajo de inclusión que ha adelantado la SDIS durante el gobierno actual, las cifras hayan disminuido. Sin embargo, según Carlos Garzón, subdirector para la adultez de la SDIS, “este censo tiene una comprensión de la habitabilidad de calle más compleja e incluye más elementos que no eran contados en el censo anterior, tales como los integrantes de la bandas criminales emergentes, los recicladores y quienes provienen de municipios aledaños como Soacha, por lo cual es probable que se disparen las cifras, pero esto no quiere decir que esta población haya aumentado, sino que hay una nueva comprensión sociológica de las formas de vivir en la calle”.

Diariamente, 1150 habitantes de calle (de los cuales 120 provienen de la zona conocida como el Bronx en el centro de Bogotá) acceden de manera gratuita a los servicios de rehabilitación, atención médica, sicológica, siquiátrica y odontológica, así como a vacunación, peluquería, recreación, alimentación y vestuario proveídos en la red de hogares de paso y centros de atención terapéutica de la SDIS.

Y además de los servicios mencionados, este modelo de inclusión social tiene una segunda fase que busca reintegrar las personas al mercado laboral para que generen ingresos. En asociación con el Sena, la SDIS ofrece, para quienes han pasado por el periodo de rehabilitación, capacitaciones en gastronomía, artes gráficas, diseño gráfico, sistemas, soldadura, mantenimiento de instalaciones locativas, panadería, arreglo de motos y agricultura urbana para formar individuos competentes en el mercado laboral. La vinculación laboral de quienes son capacitados la proveen empresas, como parte de su responsabilidad social, en alianza con el Distrito. Además, la SDIS apoya económicamente las iniciativas de quienes desean crear sus propias unidades productivas, la próxima semana 28 habitantes de calle entrarán en este proceso de emprendimiento.

Aunque la meta que había trazado el actual gobierno era prestar atención a cinco mil 600 habitantes de calle, esta cifra, según el informe de la SDIS, ha sido sobrepasada en un 150% y se han llegado a atender anualmente más de 8 mil individuos en esta condición. Actualmente, 700 personas han superado el proceso de rehabilitación y están próximas a recibir capacitaciones laborales, además de las mil que han participado en el proceso completo y hoy en día viven con sus respectivas familias y generan ingresos para sus hogares.

Según cuenta el subdirector para la adultez de la SDIS, “lo más importante del modelo es que trabajamos por restituir los derechos de estas personas y por identificar sus potencialidades. Hay cazatalentos encargados de descubrir las aptitudes de quienes viven en las calles. Tenemos más de 200 proyectos artísticos y actividades culturales en desarrollo: una importante orquesta, un grupo de artesanos, muralistas y actores de teatro. Tratamos de darle una mirada lúdica y humana al tema de la vida en la calle y, a partir de esto, generarles ingresos a sus habitantes.”