México y Colombia renovarán extradición para reforzar lucha antidrogas

La firma se hará durante la visita que el presidente Juan Manuel Santos hará a México el 1 y 2 de agosto.

México y Colombia, dos enclaves de la cadena de producción y comercialización de drogas ilícitas, acordaron firmar un nuevo tratado de extradición que permitirá a la justicia de cada país entregar a sus nacionales acusados de delitos, principalmente de narcotráfico.

Este "nuevo tratado de extradición va a permitir, ahora sí, la extradición de connacionales", anunció el jueves el ministro colombiano del Interior, Germán Vargas, al término de una reunión de autoridades en temas de seguridad de ambos países.

La firma se hará durante la visita que el presidente Juan Manuel Santos hará a México el 1 y 2 de agosto.

El tratado bilateral vigente data de 1930 y sólo autorizaba a cada país a extraditar a extranjeros, no a sus nacionales, explicó Vargas, quien realiza una visita de trabajo en la capital mexicana.

"Es un avance fundamental en la lucha contra la criminalidad. Ningún instrumento resulta más importante que la cooperación. Ningún colombiano o mexicano debe pensar que recibirá protección de su Estado cuando delinque en el extranjero", señaló.

La actualización del tratado hace parte de las medidas que México y Colombia prevén para actualizar la lucha antidroga, ante los cada vez más estrechos vínculos de organizaciones criminales de los dos países.

"La amenaza evoluciona, los criminales se inventan nuevas formas para desafiar a las autoridades y es necesario adelantarnos a ellos", dijo por su parte el ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar, también presente en el quinto encuentro del Grupo de Alto Nivel en Seguridad y Justicia, establecido por los dos países en 2001.

En el combate al narcotráfico "no hay soluciones mágicas" y es endispensable "enfrentar este desafío trasnacional con acciones trasnacionales", subrayó Rivera Salazar.

Vargas Lleras Lanzó un llamado a los parlamentos de ambos países para que el tratado sea aprobado en el corto plazo ya que, dijo, "en el mundo entero se ha visto que la extradición es el principal instrumento en materia de cooperación" para combatir al terrorismo, el narcotráfico y el crimen trasnacional.

Durante la visita de Santos se firmarán otros dos acuerdos de repatriación de presos condenados y de cooperación y capacitación en las investigaciones contra las organizaciones criminales.

Autoridades de México y Colombia han señalado reiteradamente los estrechos vínculos entre los siete grandes cárteles mexicanos y las bandas criminales que los proveen de cocaína. En particular, las autorides colombianas han señalado una creciente incursión del Cártel de Sinaloa en ese país.

La delegación mexicana estuvo encabezada por la canciller Patricia Espinosa, la Procuradora General (fiscal) Marisela Morales y el secretario de Seguridad Genaro García Luna, máximo jefe de la Policía federal.

Versiones de la prensa mexicana que no fueron desmentidas por autoridades indicaron en mayo que se investiga la posibilidad que el capo del cártel de Sinaloa Joaquín "El Chapo" Guzmán -el narcotraficante más poderoso según la revista Forbes-, haya huido a países sudamericanos, entre ellos Colombia y Argentina.

Una fuente de la Procuraduría mexicana dijo entonces a la AFP que pese a ello la búsqueda de Guzman, por quien Estados Unidos y México ofrecen millonarias recompensas, se sigue realizano, por ahora prioritariamente en territorio mexicano.

Temas relacionados