Makro, el gigante que se reinventó

Desde 2006 crece a doble dígito, ahora anuncia la apertura de 10 nuevos puntos de venta.

Los primeros cinco años del hipermercado Makro, que abrió sus puertas en el país en 1995, fueron un completo éxito. Su estrategia de grande superficie, sumada a un esquema de invitaciones exclusivas, ayudó a cambiarle la cara al segmento del retail en Colombia.

Pero el lustro siguiente trajo consigo sabores amargos. Primero, la entrada de un jugador externo de gran peso, como el francés Carrefour, y la posterior consolidación del Grupo Éxito (que absorbió e integró al Ley, Carulla, Pomona, Surtimax y Cafam), hicieron que la competencia se volviera un tema de dos. Fueron los años en que Makro intentó más de una estrategia para regresar a su época de oro.

Esa fórmula la encontró en 2006, y no fue otra más que la especialización. Mientras sus competidores se ensañaron en una batalla sin descanso por ofrecer los precios más bajos y abrir almacenes en los sitios estratégicos de las principales ciudades del país (carrera que, incluso, los llevó a los tribunales), Makro se transformó en el proveedor fiel de tiendas, hoteles, restaurantes, servicios de catering y transformación de alimentos, entre otros.

Decisión que no sólo les permitió crecer a tasas de hasta 15% anual en el quinquenio 2006 a 2010, sino que provocó un revolcón en su propiedad cuando en 2009, el grupo holandés SHV le compró el 50% de las acciones al Grupo Empresarial Antioqueño.

Desde entonces, Makro entró en un continuo proceso de transformación que consolidó su modelo con los momentos empresariales y las ruedas de negocios especializadas en las que, cliente por cliente le ofrecen las más de 10.500 referencias de su portafolio (incluyen granos, cárnicos, mobiliario, equipos eléctricos, uniforme y menaje) en una sola factura. También, incidió su expansión a ciudades intermedias como: Villavicencio, Ibagué y Pereira.

Sólo dos estrategias que le permitieron cerrar 2010 con ventas superiores a los $735.000 millones. Una meta que buscarán romper a toda costa este año con el relanzamiento de su marca previsto para el mes de septiembre, el cual contempla una profunda renovación de sus tiendas y la apertura de otros 10 nuevos puntos de venta.

“Iremos por las ciudades con más de 400.000 habitantes. Entraremos a Bucaramanga y Neiva, y reforzaremos nuestra presencia en Bogotá y Medellín”, anuncia Juan Guillermo González, director de mercadeo de Makro, y agrega, que este plan supondrá inversiones por más de $100.000 millones.

Una estrategia en la cual sus siete marcas propias (cubren desde alimentos hasta implementos de aseo y productos electrónicos), que hoy en día comprenden el 14% de sus ventas, jugarán un papel fundamental. “Nos enfocamos, antes del precio, en su calidad. Hoy tenemos más de 1.400 referencias propias”, añade González.

 

últimas noticias