Masacre de Santo Domingo, a Corte IDH

Por omisiones del Estado, masacre de Santo Domingo a Corte Interamericana de Derechos Humanos

Por considerar que el Estado colombiano no cumplió con las recomendaciones hechas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), este órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA) presentó ayer ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos  un caso emblemático para la historia contemporánea del país: la masacre de Santo Domingo, el bombardeo perpetrado el 13 de diciembre de 1998 por la Fuerza Aérea Colombiana en la vereda de Santo Domingo, municipio de Tame (Arauca), por el que murieron 17 personas y 27 resultaron heridas.

En su informe la CIDH concluyó que estos hechos permanecen en la impunidad, después de 13 años, debido a que el Estado colombiano “no llevó a cabo investigaciones serias y efectivas para identificar a los responsables intelectuales y demás responsables materiales y, en su caso, imponer las sanciones que correspondieran”.

Tras los hechos del 13 de diciembre de 1998 el Ejército, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y la Fiscalía iniciaron y adelantaron investigaciones preliminares en forma paralela. Pero el Ejército y la FAC cerraron sus investigaciones poco tiempo después. Sin embargo, la Fiscalía ordenó el 30 de mayo  vincular al proceso a la tripulación que lanzó la bomba. En un principio el juez de Instrucción Penal Militar de la Base de Apiay se abstuvo de ejecutar la orden de la Fiscalía. Y por eso sólo el 28 de agosto de 2000 se reabrió la investigación preliminar.

Hasta ahora, el Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena de 30 años de cárcel contra los dos oficiales de la Fuerza Aérea que encabezaron el bombardeo. Por este mismo caso, igualmente, la Fiscalía dictó medida de aseguramiento y ordenó la captura del exagregado naval y aéreo en Francia, el coronel Sergio Andrés Garzón Vélez, así como otro oficial de la Fuerza Aérea.

Temas relacionados