McIlroy, el poder de la juventud

El norirlandés, de 21 años de edad, es el líder parcial del primer 'major' de la temporada.

El premio salió temprano, en la mañana soleada y plácida de Augusta, con los 65 golpes (-7) del pecoso de 21 años de edad, Rory McIlroy, un joven norirlandés absolutamente preparado (noveno del escalafón mundial), la perla del golf europeo que lidera en la casa club el Masters de Augusta.

Con su larga pegada, el swing perfecto y explosivo, los hierros precisos y unas manos privilegiadas para el juego corto, McIlroy domina el torneo con siete birdies sin errores. Cerró su estreno a dos golpes de igualar el récord del campo.

Rory, en su tercera comparecencia en este mítico campo (fue vigésimo en su debut hace dos años y no pasó el corte en 2010), golpea duramente el Masters, cuyos organizadores temen un éxito rotundo de los europeos.

El joven norirlandés, que rehusó hacer las Américas y renunció a la ‘tierra prometida’ del golf por seguir en el circuito europeo, dio el primer paso del auge de los golfistas de Europa.

En el segundo lugar se ubica parcialmente el coreano Yong-Eun Yang con -5 golpes, mismo resultado que el del español Álvaro Quirós.

Entre tanto, el golfista colombiano Camilo Villegas terminó en el Top 15 con una buena tarjeta de 70 golpes (-2) en su primer día en Augusta, con tres bogeys en los hoyos 1, 10 y 17, y cinco birdies en los hoyos 6, 8, 13, 14 y 15.

El exnúmero uno del mundo, el estadounidense Tiger Woods, terminó el recorrido con -1, mientras que el español Sergio García culminó con -3.

Modifican el reglamento del golf

El reglamento del golf cuenta desde este jueves con una curiosa modificación. La Asociación Americana de Golf (USGA) y el Royal & Ancient Golf Club anunciaron un cambio en la normatividad de este deporte al permitir que un jugador pueda ser descalificado si un espectador televidente descubre una violación inadvertida por los jueces.

De común acuerdo, las instituciones que rigen mundialmente el golf decidieron que, en caso de ser atrapado en una violación al reglamento, un jugador podría recibir una penalidad en su tarjeta.

La enmienda llegó justo para el inicio del Masters de Augusta, el primer grande del año, que comenzó este jueves.