Medellín se llenó de chivas y flores

Con un homenaje a la primera reina de las flores que tuvo Medellín en 1952 se prendió ayer la feria en la capital antioqueña.

Una caravana multicolor de 80 chivas o camiones de escalera recorrió las calles de Medellín. Los pitos característicos de estos vehículos anunciaban a su paso un río de alegría. Grupos de danzas, chirimías, personajes particulares de los municipios y sus representaciones culturales engalanaron el desfile que desde hace 11 años rinde homenaje a este transporte tradicional, patrimonio vivo de Colombia. “Nosotros queremos que la gente conozca el origen de los camiones de escalera o chivas, por qué son importantes para nuestros campesinos en los pueblos, la riqueza de sus pinturas, ese es el objetivo principal, la fiesta alrededor ya es un valor complementario”, asegura Alba Herrera, organizadora del evento.

Tradicionalmente el desfile atrae a decenas de visitantes nacionales y extranjeros, como Enrique Araújo, quien viajó tres días por tierra con su familia desde Venezuela con la única intención de subirse en una chiva. “Es la primera vez que vengo a la feria, esto es hermoso, estos carros son muy especiales, yo los había visto por internet y le pedí a Dios que me permitiera subirme en ellos para saber qué se siente, contagiarme de la alegría que tiene toda la gente en esta fiesta”.

Minutos antes de salir la caravana se le hizo un homenaje a la primera reina de las flores que tuvo Medellín en 1952, Ligia Rico, Señorita Azucena. Hoy, a sus 82 años, Ligia recordó cómo en aquella época el evento sirvió para recoger fondos para comprar el reloj de la iglesia del corregimiento de San Antonio de Prado, el cual, 60 años después, aún se mantiene. “Estoy feliz, cuando me subí a la tarima me sentía desfilando otra vez y ver tanta gente reunida me llenó de mucha alegría, es un homenaje que me merezco (risas)”.

Junto a ella 10 colegios oficiales de Medellín participaron de la tercera edición del concurso “Colombia Viva”, promovido por la fundación Camiones de Escalera, que busca motivar a los jóvenes para que conserven este patrimonio. “Participan muchachos de 10° y 11° grado de bachillerato, ellos hacen una investigación acerca de las tradiciones de uno de los municipios y con base en ella decoran la chiva. A los tres primeros colegios les damos 120 becas para que estudien una carrera técnica, además de uniformes deportivos”, explicó Ovidio Moncada, director de Chivas y Flores.

Pero no sólo las chivas salieron a recorrer la ciudad. Muy temprano miles de mascotas, en su mayoría perros y gatos, caminaron por las calles disfrazados de campesinos, superhéroes, reinas de belleza, políticos y hasta deportistas. “Yo vengo todos los años y disfrazo mi perrita de muñeca, eso es lo chévere”, dice Milena Ortiz, una de las participantes, a quienes se les dio la posibilidad de implantar a sus mascotas el microchip de identificación para evitar que se pierdan.

La feria sigue su fiesta

Más de 300 actividades y una gran variedad de eventos tiene programados la ciudad para esta semana con motivo de la Feria de las Flores. Festival de globos al sol, festival popular de la tusa y el despecho, desfile motociclístico héroes de la patria, festival de bandas musicales, visitas guiadas a las fincas del corregimiento de Santa Elena para conocer los jardines en donde se construirán las tradicionales silletas, el Museo Vivo de las Flores en San Cristóbal, tablados musicales y el festival de la trova son algunas de las alternativas para disfrutar de esta fiesta.

El próximo fin de semana culminará la feria con dos de los eventos más esperados por los asistentes: el desfile de autos clásicos y antiguos y el tradicional Desfile de Silleteros.