'Medellín vive días dolorosos'

Después de encarnar a John F. en la novela 'Rosario Tijeras', dirige y protagoniza la película 'En coma', una historia de amor y muerte basada en experiencias personales en su natal Medellín.

Hace poco los colombianos lo conocieron actuando como el hermano de Rosario Tijeras, ¿qué lo lleva a la dirección?

La necesidad de contar una historia de amor entrañable.

¿Por qué asumió este reto?

Porque era una historia muy personal y sabía que nadie la contaría de la misma manera.

¿‘En coma’ está basada en su vida?

Sí, en mis experiencias y muchas anécdotas.

¿Estaba preparado para dirigir?

Claro. Me preparé durante nueve años.

¿Tiene otra película en mente?

Tengo planes de hacer una película del tráfico de órganos que llevo investigando por más de cinco años. Por ahora estoy en otros proyectos pero siempre pensando paralelamente en la próxima película.

¿Cómo logra en su ópera prima tener a actores de trayectoria como Edgardo Román, Julián Román y Marlon Moreno?

Todos son amigos personales que creyeron en mi historia cuando era un cortometraje. Además son mis maestros y los quería tener ahí.

¿Qué tiene de distinta esta historia de delincuencia a las producciones que ya se han hecho sobre el tema en Medellín?

No es una historia de delincuencia. En 90 minutos sólo hay dos escenas de acción y 88 minutos  de amor y drama.

¿Qué tan cerca ha sentido la muerte?

La he visto muy de cerca, y la he visto hasta las muelas en el barrio donde vivía.

¿Hasta dónde llevó la calle y el barrio a Juan David Restrepo?

Hasta ser director de cine.

¿Colombia está “En coma”?

Sí, claro que sí... esperando a En coma.

¿Medellín sigue sabiendo a sicariato?

Medellín sabe a ganas de salir adelante y huele a tristeza.

¿Le gusta hacer de malo?

Sí, me gusta porque son personajes que exigen mucho, es examinar en lo más profundo para sacar algo que no estoy acostumbrado a ser, requiere esfuerzo y dedicación.

¿Qué impacto tuvieron las cámaras en barrio Antioquia donde fue filmada la película?

Muchísimo porque varios niños que no sabían que hacer con su vida hoy quieren ser directores.

¿Cómo logró grabar en un barrio considerado uno de los más peligrosos de Medellín?

Había que ser claros desde el principio para no tener inconvenientes, pero las personas del barrio nos recibieron muy bien.

¿Qué lugar de Medellín siente propio?

El barrio Antioquia porque allí está mi gente, que me acogió cuando nadie más creyó en mí, que me dieron ánimo y apoyo incondicional para lograr mi sueño.

La banda sonora de ‘En coma’ es muy urbana, ¿quienes estuvieron a cargo?

El Vampiro, el mismo de la banda sonora de Rosario Tijeras, junto con Daniel Calderón, Cristian Mactribal, Santiago Montes de Oca y Rico.

¿Qué canción le dedicaría a Medellín?

Tabaco y ron de Rodolfo Aicardi.

¿Cómo describiría el momento por el que está pasando Medellín en este momento?

Muy doloroso.

¿Cuándo fue la última vez que visitó su barrio en Medellín?

No soy de ningún barrio, soy de Medellín pues he vivido en muchas partes.

¿Hasta cuándo el cine colombiano hablará de violencia?

Hasta que deje de existir el último realizador de cine nacional.

¿Su película favorita de cine nacional?

No tengo favorita. Ninguna me ha llegado al corazón, creo que a veces falta explorar más adentro de cada personaje para que la historia te logre conmover.

¿A qué le teme?

Le temo mucho a estar alejado de mi familia y a perder el control.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Alan Ramírez, voz valiente y popular