Medios británicos, en la mira

Los ojos de los investigadores ya no sólo están en News of The World, el tabloide de propiedad de Rupert Murdoch cerrado hace dos semanas en medio del escándalo de la interceptación ilegal de teléfonos.

La revelación que hizo Rebekah Brooks, quien fuera directora de la publicación clausurada durante años, según la cual toda la prensa británica usaba detectives privados durante los años 90, hizo que se abriera una investigación a varias publicaciones.

La Oficina del Comisionado de la Información, una autoridad de control, declaró que la policía le había pedido las conclusiones de una investigación de 2006 sobre el recurso a detectives privados por parte de la prensa. El informe subraya que “300 periodistas pertenecientes a 31 publicaciones diferentes solicitaron unas 4.000 veces detectives privados para lograr informaciones confidenciales, la mayoría de ellas obtenidas ilegalmente”, según reveló BBC.

“Las informaciones fueron entregadas a la policía”, confirmó a la AFP un portavoz de la Comisión. Scotland Yard, que reabrió la investigación sobre las escuchas telefónicas a principios de año, no comentó estas informaciones.

El Daily Mail, el Sunday People y el Daily Mirror serían los tres tabloides que habrían recurrido más frecuentemente a contratar los servicios de los detectives privados, según la BBC. Para agilizar la investigación y presentar resultados antes del plazo establecido, doce meses, Scotland Yard ya anunció que iba a elevar de 45 a 60 el número de investigadores encargados del caso.