MetLife, a jugar de local

La gigante mundial de los seguros de vida y beneficios para empleados se moverá en el mercado nacional con US$16 millones.

El negocio de los seguros de vida en Colombia está expectante. No sólo por los US$16 millones que apalancan una sólida operación, sino porque la marca más fuerte del mundo, la que nació en 1868 en las calles de la Gran Manzana con el establecimiento de Metropolitan Life Insurance Company, está hoy poniendo su sello bajo el rótulo de MetLife en el país y ahora, con su centro de operaciones establecido en Bogotá, quiere jugar de local.

La jugada, que comenzó a estructurarse formalmente el año pasado a nivel global, fue evidente cuando MetLife sacó de su bolsillo de inversiones los US$16.200 millones que pagó por Alico, y que para el caso local, le sirvió a la compañía estadounidense para apoderarse de una empresa que ya tenía 400.000 clientes activos y un equipo de asesores tan expertos en su oficio que habían sido varias veces distinguidos con el Premio Nacional de Calidad Fasecolda.

Hoy, con 650 empleados incluida la fuerza de ventas y presencia en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Pereira y Manizales, de nombre extranjero pero capital humano nacional, MetLife llega pisando fuerte y se posiciona como la número 2 en el ramo de vida individual, número 4 en accidentes personales, número 5 en salud en planes corporativos y, con posición de líder, ocupa un estatus privilegiado en seguros de beneficios de vida para empleados en el segmento multinacional.

 ¿Y por qué Colombia? Porque el país tiene muchas características que lo hacen atractivo en este negocio, dice Oscar Schmidt, vicepresidente ejecutivo de MetLife para América Latina. “El tamaño poblacional es de más de 40 millones de habitantes, eso habla de un mercado amplio; la distribución de la población está en varias ciudades —en los demás países está concentrado en una sola— y cuenta con gran fortaleza institucional, lo que atrae a cualquier inversor”, apunta.

Schmidt, un argentino que conoce como la palma de su mano este negocio en todo el mundo, es el encargado de descubrir esos mercados potenciales para su compañía. Además es quien, de la mano de Santiago Osorio, presidente para nuestro país, tiene claro que “Colombia se encuentra inmerso en un grupo de países de Suramérica que tienen un entorno estratégico por 10 o más años muy conveniente a nivel global, lo que los economistas llaman un viento de cola, que le va a dar flujos y crecimiento importantes en las exportaciones, y produce un clima para que el país bien administrado desarrolle clase media, la formalización de la economía y eso también será positivo para el crecimiento de nuestra industria”.

De esta forma, y con toda la infraestructura para moverse en el país y jugar de local, MetLife apuesta por los grandes resultados que le han arrojado Chile, Brasil y México y ahora un mercado como el colombiano que, agrega Schmidt, “si crece como el país al 4%, 5% o al 6%, claramente el negocio del seguro de vida también registrará cifras positivas”.

últimas noticias