"Mi nombre no va a estar en la terna"

Clara López, presidenta del Polo Democrático y a quien se daba por la más firme candidata a suceder al alcalde de Bogotá, declinó la posibilidad de estar en la terna de donde el presidente Santos escogerá el reemplazo de Samuel Moreno.

Critica con acidez al procurador por tener motivaciones extrajurídicas. Acepta la “responsabilidad política”de su partido en la crisis actual pero dice que no participará de ningún “linchamiento”.

Cecilia Orozco Tascón.- A pesar de los escándalos por el caso Nule, la suspensión del alcalde por la Procuraduría sorprendió a muchos ¿Al Polo también?

Clara López Obregón.- Aunque vivimos la crónica de una suspensión anunciada desde el mes de noviembre del año pasado, sorprendió, como usted dice: 1. La coincidencia de la fecha con otras decisiones judiciales y 2. La exposición de sus fundamentos, no en actos comprobados de corrupción, sino en negligencia u omisión administrativa del alcalde. El comité nacional del Polo manifestó, por esto, su preocupación por el procedimiento adoptado que se parece más a una intención premeditada de perseguir al Polo Democrático, que a una decisión de llegar al fondo de las investigaciones sobre la corrupción en la ciudad y también en el país.

C.O.T.- ¿A cuáles “coincidencias de fechas” con las de otras decisiones judiciales se refiere?

C.L.O.- A la orden de captura proferida por la Corte Suprema contra el senador Iván Moreno. Dicen las malas lenguas que la Corte se le adelantó al Procurador y que éste quiso reaccionar para recupera la delantera.

C.O.T.- Si eso fuera cierto, Ordóñez habría actuado fuera del marco estrictamente jurídico…

C.L.O.- Precisamente ése es el sentir del Polo Democrático cuando en su comunicado afirma que hubo motivaciones políticas.

C.O.T.- Lo cierto es que el procurador suspendió al alcalde por atrasos en obras y falta de control en la ejecución de las mismas ¿Qué opina sobre la discusión legal que se derivó después de conocer esas motivaciones?

C.L.O.- Que de aquí para adelante todos los alcaldes y gobernadores pueden ser suspendidos por el Procurador quien ha asumido funciones de control político - que no jurídico - con capacidad para imponer revocatorias de mandato. Él se ha convertido en un funcionario con preocupante poder extraconstitucional.

C.O.T.- Se comenta que el procurador no suspendería por tres meses al alcalde, faltándole solo siete para terminar su periodo, si no fuera porque lo va a destituir ¿Su pronóstico es que Samuel Moreno quedará fuera definitivamente?

C.L.O.- Mediando móviles extrajurídicos, todo es posible.

C.O.T.- Si su partido está tan convencido de que el procurador actuó por fuera de lo legal ¿Por qué no interponen acciones judiciales contra él? Están a tiempo de hacerlo.

C.L.O.- Usted tiene razón: estamos a tiempo…

C.O.T.- Explíqueme, entonces, por qué le piden al alcalde Moreno que renuncie cuando lo suspende un funcionario de cuya imparcialidad ustedes dudan…

C.L.O.- Estamos ante una contradicción entre el acatamiento a la institucionalidad y el respeto a las decisiones de las personas que la representan. El partido, en este caso, atendiendo la decisión de su dirección nacional ya mencionada, ha resuelto acatar la institucionalidad, a sabiendas de sus limitaciones y defectos.

C.O.T.- Por sus respuestas pareciera que el Polo considera víctimas a los Moreno ¿Cuáles responsabilidades les atribuyen ustedes a ellos?

C.L.O.- La situación de Samuel Moreno tiene que mirarse desde un doble ángulo: de un lado, lo que tiene que ver con las críticas públicas a su gestión como alcalde y el enjuiciamiento que le hacen los órganos de control y buena parte de la prensa; y del otro, las realizaciones que, en materia social, ejecutó en cumplimiento de su programa de gobierno. Sobre lo primero, ya se han pronunciado los órganos del partido y quiero destacar que asumimos la responsabilidad política que nos corresponde como colectividad. De ahí la solicitud que le hicimos de renuncia a la alcaldía y suspensión del partido. Pero también defendemos las ejecutorias de esta administración que, en el debate, han sido puestas en condición de invisibilidad.

C.O.T.- ¿Cómo cuáles? Es muy difícil hablar de eso en medio de la actual barahúnda judicial.

C.L.O.- Por ejemplo, educación universal y gratuita del grado 1 al 11; programa de alimentación escolar de amplia cobertura que ha aumentado el peso, estatura y capacidad de aprendizaje de los educandos; salud gratuita para los más vulnerables, en fin, un modelo de inclusión social ejemplar e imitable que se inició en la primera administración del Polo y se ha profundizado en la actual.

C.O.T.- Me da pena con usted pero aunque la situación judicial del alcalde todavía está pendiente de resolución, el juicio público sobre su gestión ya está hecho y no creo que tenga cómo modificarse. Vea usted no más el desastre del transporte y la movilidad de la ciudad…

C.L.O.- Sería mucho peor en 2012 si el alcalde no se hubiese dado la pela de construir el gran número de obras que hoy están en curso y que se acumularon por la demora de muchos años en las necesarias inversiones para la ciudad. Uno de los costos de actualizar esa infraestructura a Bogotá, ha sido el de los trancones que tanta impopularidad le han generado al alcalde con el altoparlante que le puso el grueso de los medios de comunicación. Se requiere valor político para asumir ese costo. Ojalá cuando todas las obras estén culminadas y andando, se otorgue el reconocimiento merecido.

C.O.T.- Al Polo se le ha criticado porque cuando tenía que quitarle el respaldo al alcalde para salvar al partido, no lo hizo. Y porque ahora, cuando lo suspendieron y tenía que respaldarlo, al menos humanamente hablando, lo dejó solo ¿Las reacciones del Polo han tenido más de improvisación que de estrategia en esta crisis político-jurídica?

C.L.O.- Optamos por el camino difícil pero necesario de respeto al debido proceso en una época de juicios mediáticos sin apelación alguna. La dirección nacional del partido decidió tomar decisiones solo cuando hubiera determinaciones de los órganos de control; y así hemos procedido. La discusión nos llevó - más allá del aspecto emocional al que usted parece referirse - a asumir también nuestra cuota de responsabilidad política, como ya le dije, que tiene la proyección del partido y la del gobernante. Incidió poderosamente en nuestra decisión, el reclamo reiterado que hicimos de que Samuel Moreno no hubiese atendido los llamados de los órganos de dirección y de las bases para acordar criterios de su gestión al frente de la alcaldía.

C.O.T.- ¿Quiere decir que el alcalde no consultó al partido sobre políticas de su alcaldía o por la repartición de cuotas a diferentes partidos y por eso el Polo toma cierta distancia?

C.L.O.- En reiteradas oportunidades el partido le hizo al alcalde glosas y le solicitó rectificar políticas como por ejemplo, la de la privatización de la ETB. Desde muy temprano en su administración, hubo críticas porque el Polo no estaba gobernando en Bogotá. El partido le dio apoyo institucional a la administración pero también hubo una persistente solicitud de cambio de rumbos que nunca se atendió.

C.O.T.- Usted fue Secretaria de Gobierno del alcalde suspendido y ahora es presidenta del Polo ¿Cómo se sintió la directora del partido pidiéndole la renuncia a su exjefe de la alcaldía?

C.L.O.- Ejercer esta obligación como vocera del partido ha sido muy doloroso. Fue una decisión dura, no solamente para mí, sino para todos los que participamos en esa sesión del comité ejecutivo.

C.O.T.- Me ha hablado de Samuel Moreno pero no de Iván Moreno…

C.L.O.- Esperamos que cuente con las garantías del debido proceso y pueda hacer claridad sobre todas las denuncia que han hecho sobre él. Entre tanto el partido adoptará las determinaciones a que hubiere lugar, de acuerdo con las decisiones de esa alta corporación, las cuales respetamos integralmente.

C.O.T.- ¿Cómo cree que le va a ir al Polo en las elecciones de octubre?

C.L.O.- Atravesamos por profundas dificultades pero es en momentos de crisis cuando se mide la fortaleza de un partido que, como el del Polo, es de luchadores. Hasta el último militante del Polo sabe que dependemos de nuestro carácter y compromiso frente a las políticas de corte social. Nuestra decisión y voluntad es salir cohesionados y fortalecidos de esta coyuntura.

C.O.T.- Es un deseo comprensible pero no fácil de ejecutar. Ya salieron Lucho Garzón y Petro, ambos reconocidos políticos. Y quedan otros descontentos…

C.L.O.- Cuando las diferencias políticas de las distintas tendencias dentro un partido impiden la unidad de acción, se corre el riesgo de paralizar esa acción y ahí puede empezar el declive. El Polo ha podido sobrellevar la salida de figuras como Lucho y Petro porque sus diferencias políticas eran tan grandes con el resto que hacían inviable el trabajo colectivo interno. Lo que desde afuera se puede interpretar como debilidad, para el Polo, por el contrario, ha servido de fortaleza.

C.O.T.- ¿Usted estará en la terna de donde el presidente Santos escogerá el reemplazo de Samuel Moreno?

C.L.O.- Estaré apoyando de manera irrestricta la terna que le entreguemos al Presidente.

C.O.T.- Pero ¿Su nombre va a estar ahí?

C.L.O.- No, no voy a estar. Me siento honrada con la cantidad y calidad de los apoyos y postulaciones que he recibido para integrar esa terna que sin duda conlleva una de las más altas responsabilidades del partido en la actual coyuntura. Pero fui aclamada hace apenas tres meses por decisión de la dirección nacional que me dio un mandato de confianza en una etapa de grandes dificultades. Debo estar a la altura de esa confianza y mandato. Por eso he pedido que no tengan en cuenta mi nombre para la terna.

C.O.T.- A quien asuma esa responsabilidad le corresponderá colaborar con información, archivos y declaraciones, con las investigaciones contra los Moreno ¿Puede asumir con voluntad decisión estas actividades un miembro del Polo?

C.L.O.- Al partido y a sus voceros les corresponde contribuir al esclarecimiento de todos los hechos que se consideren anómalos de la administración. Esa es nuestra decisión indeclinable. La conducta de los dirigentes del Polo no va a ser la del tradicional “tapen tapen” pero tampoco la del linchamiento que quisieran algunos, o la de las denuncias temerarias.

C.O.T.- Falta mucho camino judicial por recorrer: Procuraduría contra el alcalde y su hermano Iván; Fiscalía contra el alcalde y Corte Suprema contra Iván Moreno; Contraloría contra los dos, más las acciones que puedan interponer entidades e individuos contra ellos dos ¿Faltaron controles y fiscalización del Polo?

 C.L.O.- Sin caer en juzgamientos, no hay duda de que faltaron controles partidarios a los actos de gobierno y eso lo vamos a corregir estableciendo la obligación de rendir cuentas permanentes al partido, así nos acusen de intervención en política. Recuerde que la oposición siempre anda en el filo de la cuchilla. Pero en materia de rendición de cuentas, tenemos que darnos la pela.

C.O.T.- ¿Qué opina de la nueva denuncia de Petro sobre una presunto intento del samperismo de influir en el alcalde y en la investigación de la Fiscalía contra él?

C.L.O.- En el Polo no queremos pasarnos la vida contestando una a una, las acusaciones interesadas de Petro. Cuando se retiró del partido, tomé la decisión de no profundizar las controversias con él. Solo le puedo decir lo siguiente: él se va a pasar el resto de su vida justificando por qué intentó destruir al Polo cuando esta colectividad no lo hizo su presidente.

C.O.T.- Carlos Alonso Lucio, ex M-19, ha dicho que Petro se reunió con los Nule días antes de hacer la famosa rueda de prensa en donde denunció a los Moreno. Lucio también sostiene que familiares de la esposa de Petro conocían a los Nule ¿Qué haría el Polo si se demostrara que Petro tiene vínculos con los Nule, así sean de amistad y no de negocios con los denunciantes del alcalde?

C.L.O.- Será suficiente con que se esclarezcan esas denuncias y ojalá así sea. No solo las de Petro contra el alcalde sino también las que contra él empiezan a aparecer.

El nacimiento de la crisis
La reciente crisis política y de imagen pública del Polo Democrático, único partido de oposición y de izquierda en Colombia, se precipitó por las declaraciones del exsenador y expolista Gustavo Petro, junto con otros dos destacados miembros de ese partido, contra la administración de Bogotá. Uno o dos días después de las escandalosas afirmaciones de Petro sobre presunta corrupción y cobro de coimas de parte de funcionarios de la alcaldía, entre otros a los contratistas de grandes obras de infraestructura conocidos como los hermanos Nule, éstos hablaron públicamente también contra los Moreno, Samuel e Iván (alcalde de la capital y senador). El grupo Nule fue el ganador de la licitación para la construcción de la Calle 26, única avenida de acceso a la capital desde el aeropuerto Eldorado. Los excesivos incumplimientos en la ejecución de la obra hicieron que estallará la crisis y condujo a la alcaldía a retirarles el contrato, hoy en poder de otro consorcio. Desde entonces, los Nule empezaron a entregar grabaciones de conversaciones telefónicas en las que siempre uno de ellos era el interlocutor de otro que cobraba comisiones. La semana pasada, la Procuraduría ordenó la suspensión temporal del alcalde Samuel Moreno mientras se investiga la veracidad de estas historias.

El reemplazo
Con el alcalde Samuel Moreno por fuera de la alcaldía, aunque sea como producto de una medida temporal de suspensión por tres meses ordenada por la Procuraduría, la administración de la ciudad entra en un proceso de crisis y sufre grandes probabilidades de que caiga en el desgobierno absoluto. En efecto, a las ya endémicas deficiencias en materia de movilidad y de efectividad en las obras públicas de Bogotá, ahora se suma el descabezamiento de quien fuera elegido para manejar los destinos de la capital. En el trámite legal de sustitución del titular de la alcaldía, en este caso Samuel Moreno, se ordena que su sucesor sea seleccionado de una terna que elaborará el partido para presentarle los tres nombres al jefe de Estado. Éste tiene la facultad de elegir entre esos aspirantes a uno de ellos. Por el momento, el presidente Santos seleccionó a la ministra de Educación María Fernanda Campo, como alcaldesa (e). Ciertamente, Campo lideró la Cámara de Comercio de la ciudad a donde llegan todos los integrantes del poder local. Pero no parece ser suficiente para dirigir una ciudad tan compleja. El destino de la capital dependerá del Polo y del presidente: el Polo seleccionando candidatos de intachable reputación. Y el presidente escogiendo al más preparado.