Milán se mantiene firme en el liderato de Italia

Nápoles también ganó y recuperó la posición de escolta en la Serie A.

El líder de la liga italiana, el Milán, con un gol y una gran actuación del brasileño Alexandre Pato, ganó 2-1 en su visita a la Fiorentina, este domingo en la jornada 32, en la que mantuvo su ventaja de tres puntos sobre el Nápoles, que había vencido 2-0 en Bolonia.

El Milán sigue en cabeza en solitario, con autoridad, pero el Nápoles sigue el acoso, incluso aunque no pudiera contar en esta jornada con su estrella uruguaya Edinson Cavani, suspendido.  El Inter, tercero a cinco puntos del liderato, no había fallado el sábado, superando también 2-0 al Chievo Verona con goles sudamericanos, del argentino Esteban Cambiasso y el brasileño Maicon.

Sin margen para la sorpresa, el Milán salió directo hacia el triunfo en Florencia y el holandés Clarence Seedorf adelantó a los 'rossoneri' ya en el minuto 8, aprovechando un gran pase de cabeza del brasileño Pato.

El propio Pato marcó el segundo de la noche (41) en el Artemio Franchi. El sueco Zlatan Ibrahimovic cedió al ghanés Kevin-Prince Boateng, que pasó al brasileño, que muy bien colocado no tuvo problemas para enviar el balón a la red de la portería del polaco Artur Boruc.

En la recta final, el peruano Juan 'Loco' Vargas (79) acortó distancias para los locales (10º), que no pudieron evitar la derrota.

"Queremos ganar todos los partidos, no sólo éste. Estamos todos felices, hemos logrado tres puntos importantes, pero nos toca olvidarlo y analizar los errores para ser aún mejores", comentó Pato.

La nota negativa para el Milán fue la nueva expulsión de Ibrahimovic, que regresaba de una suspensión y que vio la roja en el 87, tras insultar a un árbitro asistente.

Sin Cavani, el Nápoles ganó 2-0 en Bolonia, firmando sus dos tantos en la primera parte, primero por medio de Giuseppe Mascara (número 30), que aprovechó un rechace del portero tras un disparo del argentino Ezequiel Lavezzi.

En el descuento (45+2), el eslovaco Marek Hamsik logró el segundo de penal, tras una falta del arquero del Bolonia, que derribó a Lavezzi en el área y que vio la amarilla por ello, cuando su equipo temía incluso la expulsión.

"Tenemos que intentar ganar el máximo número de partidos posibles. El de hoy no fue un partido fácil, era especialmente complicado, pero hicimos un buen trabajo en la primera parte", celebró el técnico del Nápoles, Walter Mazzarri.

Por su parte, la Lazio dio un paso adelante en la lucha por disputar la Liga de Campeones al vencer 2-0 al Parma y colocarse cuarto, aprovechando el revés del Udinese, que había caído en casa el sábado por 2-1 con la Roma y que queda ahora en quinto lugar.

El brasileño Hernanes marcó en el 23 y Sergio Floccari amplió la ventaja en el 77 para el equipo 'celeste'.

Por su parte, la Juventus sigue su recuperación y esta vez ganó por 3-2 al Génova, en un partido que se decidió en la recta final, con un tanto de Luca Toni para los turineses, que son séptimos.

El Palermo, octavo, tropezó en su intento de acercarse a la zona de acceso a la próxima Europa League, con un decepcionante empate en casa (2-2) con el modesto Cesena.

El esloveno Jasmin Kurtic (5) y el chileno Mauricio Pinilla (36) habían adelantado a los sicilianos en la primera mitad y el equipo mantuvo su margen, hasta el catastrófico final, donde los visitantes igualaron el encuentro en el descuento, con goles de Marco Parolo (90+2) y Emanuele Giaccherini (90+6).

El otro equipo de Sicilia en la Serie A, el Catania (14º), se alejó por su parte de la zona de descenso, a pesar de empatar 1-1 con el colista Bari, que se había adelantado por medio de Alessandro Gazzi en el 33. El argentino Maxi López, en el 44, logró la igualada.