Millonaria condena a la Nación por muerte de mujer embarazada

El Consejo de Estado encontró que la gestante falleció porque no le fue detectada a tiempo una preeclampsia.

Por la muerte de una mujer embarazada en Bucaramanga, Santander, fue condenada la Nación, porque a juicio del Consejo de Estado, la deficiente atención médica que recibió en las instituciones públicas en las que recibió tratamiento no permitieron advertir la presencia de una preeclampsia que padecía y que fue la causa determinante de su fallecimiento.

Así las cosas, el desaparecido Instituto de Seguros Sociales y la Gobernación de Santander deberán asumir solidariamente el pago de 308 millones de pesos en favor de los familiares de la víctima, por cuanto se hizo evidente una falla en el servicio, que causó daño irreparable a los afectados.

María del Carmen Aldana falleció el 21 de julio de 1991, debido a los inadecuados tratamientos que recibió en los hospitales  San Bernardo de Barbosa y San Juan de Dios de San Gil, pues, según ponencia del magistrado Danilo Rojas Betancourth, el diagnóstico nunca fue acertado.

“La muerte de la víctima se debió a la falla médica del I.S.S., por no agotar todos los medios para llegar a un diagnóstico correcto, más aún cuando no se llevó un control sobre su tensión arterial en su calidad de mujer gestante y los síntomas que presentaba daban lugar a la presencia de la enfermedad de preeclampsia, la cual debió descartarse desde su ingreso al centro hospitalario de Barbosa”, dice la providencia.
 

Temas relacionados