Millonarios cayó en visita a Envigado

Primera vez que el equipo bogotano pierde de manera consecutiva dos partidos en la Liga.

Millonarios salió a la cancha del Parque Estadio Sur como salta un toro brioso a la arena. Corrió, luchó, metió y arrinconó al rival, pero bastó una certera estocada de Néider Morantes y comenzó lo que al final fue una nueva derrota ‘albiazul’.

Y es que al experimentado cerebro de los ‘Naranjas’ así como le sobran kilos de peso, también le brota talento futbolístico por todos lados pese a sus 35 años de edad.

Envigado aguantó esa embestida inicial de Millonarios y luego recordó a todos quién era el equipo local. Morantes pidió el balón y con el mismo en los pies puso orden en la casa.

El propio capitán del equipo paisa se encargó de abrir el marcador con una jugada que él mismo se ingenió. Con un toque atrás burló la marca y quedó luego solo para recibir el balón que remató fuerte y rastrero desde fuera del área y con el cual dio la ventaja a Envigado que mantuvo al cuadro antioqueño en el grupo de punta de la Liga Postobón.

Ya con el marcador a favor y ante la imposibilidad de poner a rodar el balón sobre la grama, como consecuencia del encharcamiento en muchas zonas del terreno, Envigado apostó al repliegue inteligente y a las salidas con pelotazos, mientras que Millonarios trató, en vano, de llegar al área de Andrés Saldarriaga con juego colectivo.

Fue entonces cuando Morantes demostró que incluso hasta oxígeno le queda en la sangre para recuperar balones, pues fue una pelota robada a Ómar Andrés Rodríguez la que envió al vacío y la que propició el penalti que luego él mismo convirtió para dar cifras definitivas a la pizarra.

En el segundo tiempo el agua sobre el césped del Polideportivo Sur desapareció y el balón empezó a rodar con naturalidad.

Millonarios aprovechó ese factor y enfiló sus armas contra Envigado, pero esta vez la suerte no lo acompañó y la puntería de su artillería no estuvo acertada.

A decir verdad parecieron mágicos los diez minutos que vivió Millonarios entre el 59’ y el 69’. Edison Toloza, Carlos Preciado y José Luis Tancredi remataron al arco, pero los balones simplemente se limitaron a pasar cerca y con peligro del arco e incluso hasta a estrellarse en el travesaño.

Pero la declive ‘albiazul’ llegó justo en el 69’ cuando Mayer Candelo desperdició, desde el punto penalti, la posibilidad del descuento. Esta vez no quiso ‘picar’ el balón como en el cobro de la pasada jornada ante Nacional. Optó por el remate fuerte y el palo de la mano izquierda de Saldarriaga devolvió el esférico al terreno de juego.

Ya poco y nada sirvieron las palabras de calma que desde la tribuna envió el expulsado técnico Richard Páez, pues Millonarios simplemente se encegueció en el ataque y cayó una y otra vez en la red que Envigado tejió exitosamente para atrapar cada incursión en su área.

El resultado dejó a Envigado con 26 puntos en la clasificación y en la zona alta de la clasificación, mientras que Millonarios se quedó con 23 unidades, pero seguro de no perder su cupo en el grupo de los ocho primeros equipos en la tabla.

En la próxima jornada Envigado visitará a Real Cartagena y Millonarios enfrentará a Equidad Seguros en Bogotá.



Ver Ficha Técnica, Estadísticas y Alineaciones