Millonarios consigue ante Santa Fe el punto de la clasificación

El gol de Rafael Robayo (m. 90+2) metió al equipo 'albiazul' en cuartos de final, luego de siete torneos sin alcanzar dicha instancia.

Que equivocado estaba Millonarios si creía que ante Santa Fe conseguiría fácilmente el punto para ratificar la clasificación a los cuartos de final de la Liga Postobón 2011.

El equipo albiazul salió a jugar el compromiso como si ya no necesitase sumar unidades en la tabla de posiciones, mientras que Santa Fe, ya eliminado, jugó el clásico por algo más que los puntos, el honor.

En las graderías del estadio El Campín el clásico estaba claramente definido a favor de Millonarios, pero en la cancha mandaba el visitante, pese a que en la tribuna  sólo contaba con el aliento de poco más de mil hinchas.

La ya conocida lenta defensa de Millonarios pasó más que trabajo durante los 90 minutos de juego, como consecuencia de los rápidos Óscar Rodas y Luis Manuel Seijas y del siempre peligroso cazador de área, Sergio Galván Rey.

Luis Delgado, quien regresó al equipo titular, se vio obligado a lucirse en varias intervenciones para evitar la caída del arco 'millonario', pues el ataque 'cardenal' hizo un festín con las constantes desconcentraciones que presentó la 'zaga albiazul'.
 
Mientras tanto, en la otra cabaña, a Agustín Julio poco se le vio durante la media hora que tuvo de partido, antes de abandonar el campo por dolores en la espalda.

Pero en cambio Camilo Vargas, quien sustituyó al lesionado Julio, sí que tuvo trabajo desde que pisó el terreno de juego ante sendos remates de Mayer Candelo y José Luis Tancredi.

Sin embargo, pese a esa tímida reacción de Millonarios, Santa Fe nunca bajó la guardia, se mantuvo siempre activo y al final se fue ganador al descanso gracias al tanto de Óscar Rodas.

En el segundo tiempo Millonarios prescindió de sus 'cerebros' en la medida cancha, optó por aprovechar los extremos del campo y apostó a los pelotazos para aprovechar la velocidad de Edison Toloza.

Fue evidente el desespero en los jugadores de Millonarios con el pasar de los minutos y hasta la impotencia se hizo evidente con la expulsión de Toloza por golpear a Germán Centurión.

Sin hombres que pensaran para generar peligro y ya sin goleador en el campo de juego, Millonarios fue 'puro empuje', pero siempre se encontró a un ordenado Santa Fe.

Fue así como tuvo que venir el propio arquero Luis Delgado al área rival, en un tiro de esquina, para asistir a Rafael Robayo, quien no falló y se vistió de héroe una vez más al anotar y dar las cifras definitivas al marcador, que más que un punto dieron a Millonarios la anhelada clasificación, luego de tres años y medio sin alcanzar dicha instancia.

 

Ver Ficha Técnica, Estadísticas y Alineaciones