Millonarios, a la semifinal de la Liga Postobón

El equipo capitalino eliminó en Manizales al Once Caldas, el mejor equipo del torneo en la fase de grupos.

Millonarios clasificó este domingo a la semifinal de la Liga Postobón tras eliminar al Once Caldas en Manizales, desde la tanda de penaltis, luego de haber perdido por la mínima diferencia durante los 90 minutos de juego.

El equipo bogotano anotó cinco de los seis penaltis ejecutados, mientras que Once Caldas erró en dos ocasiones, lo cual permitió el avance de Millonarios a la siguiente fase del torneo.

Por Millonarios anotaron desde el punto penalti los cuatro primeros ejecutores (Mayer Candelo, Nelson Ramos, Carlos Preciado y Edison Toloza) y sólo Juan Guillermo Domínguez erró desde los doce pasos; con lo cual el sufrimiento se extendió hasta la ‘muerte súbita’, en la que José Luis Tancredi convirtió y Alexis Henríquez falló.

Wason Rentería fue el otro ‘villano albo', a quien Nelson Ramos le detuvo su respectivo cobro de penalti.

 
Los 90 minutos finales de la serie Once Caldas vs. Millonarios

Desde que sonó el pitazo inicial en el estadio Palogrande de Manizales Once Caldas tenía la necesidad de igualar cuanto antes la serie de cuartos de final ante Millonarios.

Minuto 20 y primer objetivo cumplido. Wason Rentería tuvo la suerte de goleador y de rebote le quedó servido el balón en el borde del área con todo el arco de frente para abatir fácilmente a Nelson Ramos.

El tanto fue el fruto de un arranque endemoniado, acosador y de alta dosis de juego ofensivo por parte del equipo albo, mientras Millonarios, entre tanto, fue prudente en el ataque durante esos primeros minutos.

Los dirigidos por el venezolano Richard Páez intentaron resguardar cada metro de su campo, pero el éxito de dicha puesta en escena se fue al traste con la anotación de Rentería, la cual llegó producto de un pelotazo para superar el ‘bosque de piernas’ albiazules en el mediocampo.

Sin embargo, después del gol encajado, otro fue el Millonarios que se vio en la capital caldense pese a la caída de uno de sus gladiadores.  A los 27 minutos Rafael Robayo abandonó, lesionado, el terreno de juego, pero el equipo aceleró y de a poco encontró los espacios que pusieron en aprietos a la zaga del ‘blanco-blanco’.

La reacción de Millonarios fue tal que de no haber sido por Luis ‘Neco’ Martínez, el equipo capitalino se hubiese ido al entretiempo con la igualdad en el bolsillo. El arquero desvió un potente remate de José Luis Tancredi, quien llegó a ocupar el puesto del lesionado Robayo.

Millonarios no bajó el ímpetu en el segundo tiempo y a los 10 segundos de reiniciado el encuentro Martínez tuvo que intervenir nuevamente para evitar la igualdad que nunca llegó durante los 90 minutos.

Pero en ese duelo de grandes atajadas en el segundo tiempo Ramos fue el ganador, toda vez que tuvo dos majestuosas salvadas precisamente ante los goleadores del Once Caldas. Primero desvió con éxito remate de Dayro Moreno y luego hizo lo propio con uno de Wason Rentería.

Millonarios adelantó líneas, presionó la salida de los locales, pero no pudo lograr la anotación.  Once Caldas no se quedó atrás y buscó incesantemente ese gol que le evitara la definición desde el punto penalti, pero el pitazo final llegó y el marcador nunca más se movió.

Ninguno de los dos equipos renunció al ataque y el complemento brindó un espectáculo propio de unos cuartos de final, que mejor cierre no pudo tener con la tanda de penaltis en la cual se confirmó la jocosa declaración de Páez cuando advirtió: “Millonarios está con Dios”.

 

Ver Estadísticas, Ficha Técnica y Alineaciones