Mina mata a siete soldados de la Otan en Afganistán

En las últimas horas han muerto ocho soldados de la Otan.

Un artefacto explosivo acabó con la vida de siete soldados de las fuerzas internacionales de la OTAN en el sur de Afganistán, según informó en un comunicado la misión de la Alianza Atlántica en este país.

Como es habitual en estos casos, la misión internacional no proporcionó detalles del incidente ni la nacionalidad de los soldados fallecidos.

Con estos ya son ocho los soldados de la misión de la OTAN muertos en las últimas horas y el número de bajas entre las fuerzas internacionales se acerca a las 40 en el mes de mayo.

Antes de informar de las siete víctimas mortales por la explosión de una mina, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) , nombre de la misión de la OTAN en Afganistán, informó esta mañana de la muerte de uno de sus miembros al estrellarse un helicóptero militar en el este del país.

Un encargado de prensa de la ISAF consultado por Efe se negó a proporcionar más datos, pero el portavoz de los talibanes, Zabiulá Muyahid, dijo que el aparato fue derribado por sus milicias en la provincia oriental de Paktika.

El este de Afganistán ha vivido en las últimas 24 horas intensos combates en la provincia de Nuristán, donde los talibanes tomaron el control esta semana de dos distritos aunque las fuerzas afganas han podido recuperar hoy el control de uno de ellos tras intensos combates que han acabado con la vida de 29 insurgentes.