Ministros de Interior de ocho países analizarán rutas del narcotráfico

La reunión se llevará a cabo este martes en París.

Los ministros del Interior del G8 se reúnen el martes en París, con la participación de representantes latinoamericanos y africanos, para estudiar las distintas rutas que sigue la cocaína sudamericana hasta llegar a los 5 millones de consumidores que tiene Europa.

El mandatario francés, Nicolas Sarkozy, que preside actualmente el G8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia), había anunciado en junio pasado la organización de esta cumbre para "luchar contra la mafia del crimen".

"La cocaína es producida en América Latina, principalmente en Colombia, Bolivia y Perú. La droga transita por la plataforma del Caribe, o por Africa Occidental", deploró entonces el presidente.

Según las estimaciones de un especialista francés de la lucha contra el narcotráfico, que habló bajo anonimato, de las 700 toneladas de cocaína producidas anualmente en América Latina, cerca de 300 están destinadas a Europa.

Con 15 a 20 toneladas, el mercado francés es menos importante que el español, el italiano o el británico, pero la demanda experimenta un fuerte crecimiento.

Mientras el consumo de cocaína no deja de bajar en Estados Unidos, Europa sigue siendo un mercado en expansión para la cocaína sudamericana, añadió el responsable de una agencia europea de lucha contra la droga, también bajo anonimato.

La mitad de la droga pasa directamente de los países productores a Europa por mar o por avión, el 20% transita por el Caribe y el resto por Africa Occidental, dijo una fuente policial.

La ruta que pasa por Africa, en progresión en los seis últimos años, es la que más preocupa a la presidencia francesa del G20.

La eficacia de la marina francesa y estadounidense en las Antillas, que quedó demostrada con el alijo récord de 3,6 toneladas en un barco venezolano en febrero, y los buenos resultados de la estructura de cooperación instalada en Lisboa, complicaron la vida a los narcotraficantes en el Atlántico Norte.

Como consecuencia, tratan cada vez más de pasar por África Occidental, una región que tiene además la ventaja de estar más cerca de América Latina.

Un alto responsable francés no dudó en afirmar que los "narcotraficantes sudamericanos colonizaron Guinea Bissau", donde se detectaron pistas de aterrizaje clandestinas. La droga también llega hasta la costa africana en pesqueros.

Según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), los otros países africanos afectados por el narcotráfico son Senegal, Cabo Verde, Benín, Ghana, Guinea y Mauritania.

Estos países estarán representados en la reunión del martes en París. El tráfico de droga "es un factor que desestabiliza a estos países ya de por sí bastante débiles", dijo una fuente del gobierno francés.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, también estará presente. En enero, Sarkozy había aprovechado una visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para invitarlo a esta cumbre, pero será el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, quien representará a su país el martes en París.
 

últimas noticias