Montañas de Antioquia, testigos del inicio del Mundial Sub-20

Faustino Asprilla acaparó la atención en las tribunas del Atanasio.

Las silenciosas montañas del oriente de Medellín fueron testigo este viernes del pitazo inicial del Mundial Sub'20 de Fútbol, que a las 2:30 p.m. prendió la fiesta mundialista con el partido entre las selecciones de Inglaterra y Corea del Norte.

Los cerca de diez mil espectadores
que llegaron al colorido escenario deportivo disfrutaron de principio a fin con cada jugada, cada toque y cada posibilidad de gol (que no fueron muchas) de equipos con historias totalmente opuestas.

Poco a poco las tribunas del Atanasio Girardot se fueron colmando a la espera del compromiso de fondo entre Argentina y México, plato fuerte de la primera jornada del Mundial, previo a la inauguración en Barranquilla con el partido entre Brasil y Egipto.

Entonces las camisetas celestes de Argentina, e incluso del Boca Juniors, y los sombreros mexicanos de algunos aficionados aparecieron en el escenario deportivo, y a la distancia las camisetas de Colombia, que juega en Bogotá, también hicieron presencia en Medellín.

La primera parte del primer partido del Mundial terminó sin goles, y mientras comenzaba la segunda, los aficionados seguían llegando, en medio de una fiesta acompañada por un espectacular sol que hacía resaltar el impecable césped del estadio.

Entonces, un ilustre visitante hizo volver las miradas a la tribuna occidental del estadio, el emblemático Faustino 'Tino' Asprilla, que de inmediato se vio rodeado de un grupo de niños ansiosos por tomarse una foto con él.

Muy paciente el exmundialista jugador aceptó, mientras intentaba concentrarse en el partido entre ingleses y coreanos que terminó sin goles.

El tiempo pasó, el juego terminó, y la historia del primer Mundial Sub'20 que realizó Colombia en el 2011 podrá registrar que el primer partido entre ingleses y norcoreanos terminó empatado sin goles. De ello fueron testigo las montañas del oriente de Medellín.