Moody's degrada calificación y Grecia a un paso de cesar pagos

Moody's es la primera de las tres principales agencias de calificación financiera en degradar la nota de Atenas.

A pesar del nuevo plan de rescate, Grecia está a un paso de la cesación de pagos, según la agencia de calificación financiera Moody's, pues considera que no podrá reembolsar íntegramente a sus acreedores privados.

Moody's es la primera de las tres principales agencias de calificación financiera en degradar la nota de Atenas, desde el anuncio el jueves del segundo plan de rescate a Grecia, asfixiada por una deuda colosal. La nota pasó de Caa1 a Ca, lo que la deja a un escalón de la cesación de pagos.

En una entrevista telefónica, un portavoz de Moody's precisó a la AFP que la próxima nota que debería atribuir la agencia a Grecia será "C", lo que equivale en su calificación a la cesación de pagos.

Por esta razón, Moody's dejó de lado este lunes el vocabulario clásico de calificación subrayando que la perspectiva de la nota de Atenas debe evolucionar. Generalmente las agencias de calificación se refieren a una perspectiva "negativa", lo que sobreentiende que pueden rebajar la nota.

"Estimamos que Grecia está en default virtual", subrayó el portavoz. "Pero hasta que no podamos estimar el monto de las pérdidas de los acreedores privados, no podemos oficialmente declarar al país como insolvente", agregó.

Moody's, que tomó el cuidado de apoyar su posición en dos notas, explica que "la degradación refleja las pérdidas esperadas que sugiere el intercambio de deudas".

El anuncio de un segundo plan de ayuda de la Eurozona y del intercambio de las antiguas obligaciones griegas por otras nuevas "sugieren que los acreedores privados sufrirán pérdidas", explicó el lunes esta agencia en un documento.

Moody's indica que una vez realizado el intercambio entre los antiguos bonos griegos y los nuevos, "Moody's considerará en ese momento como un default (cesación de pagos) del gobierno griego sobre su deuda pública", advierte la agencia.

Para esta agencia, el nuevo plan de rescate tiene indudablemente ventajas para el país --baja de los costos vinculados a su deuda y menor dependencia de los mercados financieros--, "pero el impacto sobre la reducción de su deuda es limitado", alega.

Esta situación es inédita en la zona euro y podría tener consecuencias peligrosas para el sector bancario europeo, que tiene importantes cantidades de deuda pública griega.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias