Mundos sonoros que vienen de Australia

La banda, que abrió los conciertos de Daft Punk en su gira por Australia, se presentará este sábado en Bogotá.

1.Julian Hamilton y Kim Moyes se conocieron en la universidad, cuando estudiaban música clásica. Orquestación, piano, percusión sinfónica. Y también, definiéndolo y alterándolo todo, Chemical Brothers y Daft Punk, dos bandas centrales en la escena electrónica del último tiempo. Al ser medianamente arbitrarios, los gustos funcionan con alguna sabiduría: dos estudiantes de Mozart (y de Bach y de Beethoven, de esas partituras absolutas) escuchaban la música clásica de finales del siglo XX.

2.“Dame un punto de apoyo y moveré el mundo”, dijo Arquímedes. Un punto común, un caldo de cultivo. Hamilton y Moyes coincidieron en un sonido —una electrónica que sonara electrónica y a rock y a cierta saludable cursilería— y en una manera de pensar la música. Las fórmulas, como las reglas, están hechas para romperse.

3.The Presets, la banda de Hamilton (voz, sintetizadores) y Moyes (percusión), es esa declaración de pocos principios, o de principios que se pueden subvertir, que se pueden torcer. “Habíamos hecho varias cosas con diferentes estilos de música y sucedió”, afirma Hamilton, uno de los músicos del dúo australiano. “Se volvió más y más popular —señala con ritmo, con una consonancia casi pegajosa—, más y más exitoso, y continuamos haciéndolo hoy”.

4. Canciones, sonidos. La música electrónica, eso que es posible entender como música electrónica, suele funcionar a partir de esa doble vía, de esos caminos intercambiables. The Presets los ha recorrido ambos, en dos discos complementarios, casi un lado A y un lado B. “Nos gusta toda la música electrónica”, dice el vocalista. “Y lo que más nos interesa de ahí es crear mundos sonoros. Nos gusta crear sonidos raros, coloridos, extraños”.

5. ‘Beams’, el primer disco de la banda, es un ejercicio de azar, indeterminación y melodías. De extremos que se tocan, que se confunden, que se contagian. Hay pequeños fragmentos, pequeños paisajes sonoros, hechos de deriva, de materiales inexactos y variables y profusos. Y también “Beams”, melodía y canción absoluta, sorna y bruma y reflejos orgánicos, joyita brillante que se va expandiendo, que se va haciendo música de cámara o danza íntima o ritual de silencios.

6. Hamilton: “Cuando grabamos, no tenemos una meta. No decimos: ‘Queremos tocar esto’. Sólo prendemos las máquinas, empezamos a crear y pasa lo que tiene que pasar”.

7. ‘Apocalypso’ (cruce de las palabras “apocalypse” y “calypso”) es una colección de canciones, y también el segundo disco del dúo. A diferencia de Beams, no hay demasiados desvaríos, no hay demasiadas texturas: se trata de un trabajo tal vez más comercial, que marcha en línea recta. Gestado en los conciertos que la banda dio durante el año 2006, el álbum centra algunas de sus posibilidades en las alusiones de algunas letras (“oh, ceremonia política/ ellos nunca encontrarán/ un deseo feliz para ti”, dice “My people”, la canción que abre). Hamilton entre risas, en broma: “Imagino que lo hacemos un poco mejor de lo que lo hacíamos antes”. Hamilton serio, presumiblemente serio: “Creo que ahora nos interesan más las canciones”.

8. En 2007, Daft Punk —en efecto, la misma banda mencionada al principio— anunció su gira australiana junto a The Presets. Abrir los conciertos de los héroes de universidad era meritorio, casi un sueño cumplido para quienes no estaban tan interesados en los sueños. Disfrutaron desprevenidamente, como sin darse cuenta. “Eso fue genial”, exclama Hamilton. “Fue divertido para nosotros poder verlos, sobre todo como fanáticos. Y aunque la música ha cambiado en todos estos años, en vivo sonaba muy unido”.

9. ¿Qué es Colombia? Una definición razonable debería incluir la risa de Hamilton al pronunciar Systema Solaaaaaaaaaaaaaar, la única banda colombiana que (¿sorpresivamente?) el vocalista conoce. Al otro lado del mundo, el australiano percibe muy bien un cierto estado de cosas en la música del país que visita por primera vez: los sonidos tradicionales toman cada vez más fuerza. “Es realmente bueno”, reconoce. “Ahora mismo, en muchos países la música tradicional está reapareciendo”.Y como ejemplo está, claro, The Presets, una banda que se nutre de las raíces del mundo.

Programación destacada del Festival Estéreo Picnic

Escenario Estéreo

Monsieur Periné, 1:20-2:00 p.m.The Mills, 3:20-4:00 p.m. Providencia, 4:20- 5:00 p.m.The Sounds, 6:30-7:20 p.m.Chocquibtown, 8:50-9:40 p.m.CSS, 10:00-11:00 p.m.The Presets, 1:30 a.m.-3:00 a.m.

Escenario El TiempoSexy Lucy, 2:20-3:00 p.m.Purple Zippers, 4:20-5:00 p.m.V For Volume, 6:20-7:00 p.m.Ciegos Sordomudos, 7:20-8:00 p.m.Bag Raiders, 8:20-9:10 p.m.Profetas, 9:50-10:30 p.m.The Twelves, 11:40 p.m.-12:50 a.m.Jiggy Drama, 1:10 a.m.-2:00 a.m.Frente Cumbiero, 2:20 a.m.-2:50 a.m.

Una segunda vez

La segunda versión del Festival Estéreo Picnic, que arranca a las 11 de la mañana de hoy y va hasta la madrugada del domingo (3 a.m., aproximadamente), tiene en su lista de bandas invitadas a Calle 13, The Presets, Zoé, The Twelves, Lee ‘Scratch’ Perry, Cansei de ser Sexy, Bag Riders, The Sounds, Modex, Jiggy Drama, Providencia, The Mills, Profetas, Radio Rebelde, Frente Cumbiero, Ciegos Sordomudos, Choq Quib Town, Sexy Lucy, Revolver, Frankie ha Muerto y Reino del Mar, entre otros.El concierto cuenta con dos grandes escenarios, por lo que el público tiene la oportunidad de escoger entre dos espectáculos simultáneos.

Calle 213 # 54-88