Nacional le ganó 2-1 a Millonarios en un duelo como en los viejos tiempos

En un partido intenso y vibrante, azules y verdes hicieron recordar los grandes clásicos de los 80 y 90. Los goles verdes los marcaron Dorlan Pabón y Yovanny Arrechea.

Un partido con todos los ingredientes de clásico. Dos históricos del fútbol colombiano se enfrentaban en su calidad de líder, Millonarios y de su escolta, Nacional. Unos equipos cargados de recuerdos, rivalidades y hasta odios entre sus hinchas. Un marco perfecto para recordar los grandes duelos protagonizados por los dos en épocas memorables del equipo albiazul en las décadas de los 80 y 90.

Un pulso con todos los honores, con un estadio El Campín pintado de fiesta, un partido intenso por demás, con buen fútbol, angustia y goles, pero al final con una inyección de tristeza para los hinchas azules quienes arreglaron su casa para celebrar y sin embargo fueron los invitados los que se quedaron con el festín, los que se llevaron tres puntos entre sus maletas para Medellín, tras ganar dos goles a uno.

Un primer tiempo con todos los tintes de un súper clásico vivieron los asistentes. Los primeros 20 minutos fueron para el local, que atacó y atacó, pero que no fue contundente, y un Nacional que apenas se acomodaba. Édison Toloza y Wilson Carpintero hicieron vibrar los corazones con remates de largas distancias y de cabeza, pero el arquero argentino Gastón Pezzuti se encargó de aguar la fiesta local.

Al minuto 27 cambió la historia de la primera parte, cuando un lento José Mera le cometió un penalti a Dorlan Pabón, quien se encargó de cobrar la falta con éxito. Tras la anotación, Millonarios se perdió en un letargo; Máyer Candelo perdió la brújula y la defensa local lució más lenta que nunca. Luego, fue nuevamente Pezzuti quien brilló bajo los tres palos, atajándole sendas opciones a  Carpintero y Toloza.

A los 45 minutos llegó el punto de máxima efervescencia. Román Torres tumbó en el área a El Pájaro Carpintero. Máyer tomó el relevo para cobrar el penalti y con un cobro desafiante (picando el balón) y hasta “suicida” venció a Pezzuti, quien enojado por la actitud sobradora de Candelo protagonizó una gresca en la que terminaron involucrados varios jugadores de los dos equipos. Hasta el mismo técnico Sachi Escobar tuvo que entrar a apaciguar los ánimos. El juez central, Óscar Julián Ruiz llamó a Pezzuti y Candelo. Los reprendió por su comportamiento y aunque el jugador de Millos abrazó al argentino, este se fue para el camerino poco convencido de sus disculpas.

Y así, con la misma intensidad comenzó el segundo tiempo. Pezutti, quien poco a poco se fue erigiendo como la figura de Nacional, a los siete minutos le sacó un cobro de tiro libre a Toloza, un hombre que este domingo se hizo grande, que jugó sin complejos, pero que no logró hacer efectivo en goles ese ímpetu.

Se tornó entonces un partido de ida y vuelta con opciones para ambos. Pero al final, en el minuto 85, fue Nacional quien logró concretar con un tanto de un exmillonarios, Yovanny Arrechea, quien encontró desubicado al arquero Nelson Ramos y con remate leve selló el partido para los verdes, que son los nuevos líderes del rentado.

Sí, un partido cargado de tensión, goles y peleítas, que hicieron recordar aquellas épocas en la que los partidos Millos-Nacional, eran unos verdaderos clásicos.