Nadal y Federer, frente a frente ahora en Madrid

Los tenistas se enfrentarán en las semifinales del Masters 1000 de la capital española.

El más clásico duelo del tenis actual, el del español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer, se dará en la semifinales del Mutua Madrid Open, tras la victoria del número uno ante el francés Michael Llodra, y del jugador de Basilea ante el sueco Robin Soderling.

Nadal se impuso al último francés que quedaba en el cuadro por 6-2 y 6-2, en 75 minutos, y Federer a Soderling, por 7-6 (2) y 6-4 en una hora y 42 minutos.

No hubo sorpresas en la central Manolo Santana, y uno y otro jugaron sin complejos para hacer fácil lo que se suponía complicado, y así se medirán por tercera vez consecutiva en este torneo, aunque en esta ocasión en una ronda anterior a la lucha por el título.

Con 15-8 para Nadal, ganando el español diez de los doce enfrentamientos en tierra (Federer se hizo con la victoria en la final de Hamburgo en 2007 y en Madrid en 2009), ambos llegan sobrados y frescos, sobre todo Nadal que reconoció que prefería “descansar antes que jugar contra Del Potro” , al referirse a la retirada en octavos del argentino que proporcionó día libre al español.

Nadal se encontrará con un rival muy diferente a Llodra, quien se lanzó al ataque desde el principio, en sus primeros cuartos de un Masters 1.000 y se encontró con el mejor pasador del circuito.

En los dos primeros juegos, el francés solo consiguió ganar un punto, y éste después de dos certeras voleas. Agobiado por la claridad de ideas del de Manacor, Michael lo intentó todo, restos con dejadas, bolas lentas, atraer al zurdo español a la red. El resultado fue negativo porque Nadal se supo adaptar perfectamente a cada circunstancia, aunque por otra parte exigió las mejores voleas del francés.

Si los resultados de Nadal contra jugadores diestros registran un balance de 449-100, contra los zurdos, Nadal se siente todavía más cómodo: 54-5, con la victoria ante Llodra.

Las dejadas de Federer rompieron el primer set, dibujando ángulos inverosímiles a pesar del viento, y minando la confianza de Soderling, que solo ha podido ganar un partido al suizo, aquel histórico ya de cuartos de final de Roland Garros el pasado año. Federer le ha ganado 16 veces con la del viernes.

Sabe el suizo como manejar al jugador sueco que esta temporada ha ganado ya tres torneos, Brisbane, Rotterdam y Marsella. Y aunque desperdició dos bolas de set, supo liderar el desempate con holgura. Una rotura en el noveno juego, después de una genial dejada y no menos especial volea de revés proporcionó a Federer la ventaja suficiente.

“Las condiciones eran difíciles hoy (viernes)”, dijo Federer a pie de pista, “no comprendo como en un recinto como este sopla tanto el viento. He jugado un tenis muy sólido, suficiente para hoy”.
 
“Sera un gran partido para ambos”, adelantó sobre su duelo contra Nadal, “tercera vez en tres años, para el público, los medios, espero hacer un gran encuentro y encontrar la forma de ganarle”.
 
Invitado especial de las semifinales es el brasileño Thomaz Bellucci, que derrotó al checo Tomas Berdych, séptimo favorito (7-6 (2) y 6-3 en una hora y 33 minutos), para lograr esta instancia por primera vez en su carrera.

Lleva el discípulo de Larri Passos dos muescas importantes ya en su raqueta en su segunda participación en Madrid, la del británico Andy Murray, y ahora Berdych, moral suficiente para esperar al desenlace del duelo entre el español David Ferrer y el serbio Novak Djokovic, y saber cuál será su rival.

En el cuadro femenino, las semifinales están ya definidas, con la alemana Julia Goerges, 27 del mundo, imparable, al vencer a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova por 6-4 y 6-2, en 84 minutos, que se medirá con la bielorrusa Victoria Azarenka.

“Vika”, cuarta favorita, derrotó a la checa Lucie Safarova, por 6-3, 3-6 y 6-2, en una hora y 54 minutos, y se situó a una sola victoria del cuarto puesto mundial, el mejor de su carrera, con solo 21 años.

La jugadora bielorrusa, triunfadora este año de los torneos de Miami y Marbella, de forma consecutiva, tendrá su prueba de fuego contra Goerges, la verdugo de la número uno del mundo, la danesa Caroline Wozniacki en octavos.

Azarenka ha ganado en lo que va de año 18 de los 20 partidos que ha disputado. Sus dos únicas derrotas han llegado por retiradas por lesión. En los cuartos de Indian Wells, debido a la cadera, y en Stuttgart por el hombro. Si gana el próximo encuentro, será mejor ya que su compatriota Natasha Zvereva, quien alcanzó el quinto puesto también.

El público de Madrid no verá en semifinales a la estadounidense Bethanie Mattek-Sands, inconfundible con sus mejillas pintadas, calcetines negros hasta debajo de la rodilla, y falda partida en el muslo. La china Na Li, sexta favorita, finalista del Abierto de Australia, la venció por 6-4, 3-6 y 6-4, en dos horas y once minutos, y logró su mejor actuación en Madrid.

Li, buscará su tercera final del año, tras Sydney, que ganó y el Abierto de Australia, que perdió, ante la checa Petra Kvitova que superó a la eslovaca Dominika Cibulkova, lesionada, por 3-6, 6-3 y 7-5.