NASA, emocionada hasta las lágrimas a 24 horas del regreso del Atlantis

Este jueves se pondrá punto final a la misión de los transbordadores estadounidenses.

Astronautas e ingenieros de la NASA contenían las lágrimas este miércoles a menos de 24 horas del regreso a la Tierra del Atlantis, cuya misión pone fin al programa de transbordadores estadounidenses y cierra un capítulo en la historia de los vuelos tripulados al espacio.


El Atlantis debe aterrizar este jueves en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida (sureste), exactamente 42 años después de que Neil Armstrong se convirtiera en el primer ser humano en pisar por primera vez la Luna.


Con el aterrizaje del Atlantis, previsto para las 05H56 (09H56 GMT), finaliza una era de dominación de Estados Unidos en la exploración espacial humana. Hasta 2015, cuando se espera que esté listo un nuevo vehículo espacial estadounidense, los astronautas de ese país dependerán de las cápsulas rusas Soyuz para viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS).


El equipo de cuatro astronautas estadounidenses a bordo del Atlantis saboreó sus últimas horas en órbita, tras una exitosa misión para aprovisionar a la ISS durante un año con varias toneladas de equipos y alimento.


Las inspecciones finales del escudo térmico que protege la nave espacial durante su tránsito hacia la atmósfera fueron completadas el miércoles y la NASA informó que la nave espacial se hallaba en buena forma para el aterrizaje.


El pronóstico del tiempo era también "muy favorable en el Centro Espacial Kennedy, agregó la agencia en su comunicado.


Los miembros de la tripulación programaron sus despertadores para las 21H29 (01H29 GMT) y la nave debe comenzar a desorbitarse hacia las 04H49 (08H49 GMT).


Si las condiciones no son favorables para un primer intento, una segunda tentativa de desorbitación comenzaría a las 06H25 (10H25 GMT), y el aterrizaje se reportaría a las 07H32 (11H32 GMT).


El miércoles, horas antes del ingreso del transbordador a la atmósfera, la estación de televisión de la NASA mostró imágenes en directo del centro de control de la misión y de la Tierra vista desde el Atlantis, que se desacopló con éxito de ISS el martes.


Durante su misión de casi ocho días amarrado a la ISS, el Atlantis y sus cuatro astronautas entregaron varias toneladas de alimentos y equipos para que la estación orbital y su tripulación permanente de seis personas cuente con suministros durante un año.


A su vez, el Atlantis cargó en su bodega 2,57 toneladas de residuos y materiales usados que se encontraban en la ISS.


En el espacio y en la Tierra, el miércoles era un día de nostalgia.


"Mi prioridad ahora es garantizar que el Atlantis y su tripulación lleguen a la pista de aterrizaje con toda seguridad" el jueves, explicó el ex astronauta Charles Bolden, jefe de la agencia espacial estadounidense en la CNN.


Cuando las ruedas del Atlantis toquen tierra, "mis lágrimas serán de tristeza pero también de alegría. Lágrimas de alegría, porque ya estamos trabajando con empresas privadas para enviar materiales a las ISS el próximo año", agregó.


Bolden ha rechazado varias veces las críticas a la situación actual de la NASA, ante los miles de despidos que afronta, la reducción de su cuerpo de astronautas y la falta de un programa de vuelos espaciales tripulados para reemplazar al transbordador.


Por su parte, antes de que los astronautas del Atlantis se fueran a dormir, el comandante de la misión, Chris Ferguson, leyó una cita de Gene Kranz, el director de vuelo famoso por salvar a los astronautas del Apolo 13 después de que un tanque de oxígeno explotó en un viaje a la Luna.


"Rezo para que nuestro país encuentre algún día el coraje para aceptar el riesgo y los desafíos para terminar el trabajo que hemos comenzado", dijo Ferguson, considerando la cita de Kranz "muy apropiada".


El director de vuelo de la NASA, Tony Ceccacci, aseguró en tanto a los periodistas que más allá de la emoción, se concentraría en el regreso a casa seguro del Atlantis.


"Tenemos un lema en el centro de control de la misión y es que los controladores de vuelo no lloran, por lo que vamos a asegurarnos de que lo cumplimos."


En el transcurso del programa de transbordadores, cinco naves (Atlantis, Challenger, Columbia, Discovery y Endeavour) integraron la flota de los primeros vehículos espaciales reutilizables en el mundo.


Además del prototipo Enterprise, que nunca voló al espacio, sólo tres pasarán ahora a exhibirse en museos tras la destrucción del Columbia y el Challenger en accidentes que provocaron la muerte de sus tripulantes.


En momentos de austeridad fiscal, el presidente Barack Obama decidió poner fin al programa del transbordador espacial, 30 años después del primer vuelo, el del Columbia, el 12 de abril de 1981. Cada una de las 135 misiones desde entonces han costado entre 450 y 500 millones de dólares.


 

Temas relacionados