Niño boliviano emprendió odisea para vistar a su madre detenida

Huyó de los maltratos de su hermano mayor y se escondió en un camión que cruzó la frontera con Chile.

El pequeño de diez años viajó cerca de mil kilómetros escondido en la caja de herramientas de un camión, sin comer ni beber nada durante tres días, con tal de reencontrarse con su madre que está detenida en una cárcel chilena.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Fuerte sismo de magnitud 6,2 sacude Costa Rica