Niños latinoamericanos eran abusados en Alemania

La Policía alemana desmanteló una red de prostitución infantil, al parecer se encargaba de vender niños procedentes de Latinoamérica a presuntos pederastas que luego los abusaban sexualmente.

Las autoridades detuvieron a dos hombres en el aeropuerto de Múnich, un alemán y un sueco, cuando pretendían entrar al país acompañados de un niño de diez años. La detención vino después de que las autoridades migratorias comprobaran que el pasaporte del menor era falso, que su nacionalidad era costarricense y no brasileña como decía el documento.

Los antecedentes de la policía dicen que estos dos hombres habrían creado una organización humanitaria ficticia, que tenía como principal misión dar una mano a los niños huérfanos de Haití, una coartada que lucía convincente para explicar la constante entrada de menores a Alemania.

“Es difícil seguir la pista de los niños, porque hemos comprobado que van pasando de manos de un pederasta a otro”, explicó una fuente policial al diario Berliner Morgenpost, que prefirió permanecer en el anonimato. La misma persona aseguró que los niños, en gran parte de los casos eran huérfanos y desprotegidos en sus países de origen, y estaban obligados a retornar cuando sus visas vencieran. Volvían “con daños psíquicos inimaginables e imposibilidad de readaptación” dice la fuente. Otros no lograban sobrevivir.

La Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Berlín está llevando el caso con considerables reservas, los nombres de los capturados no se han hecho públicos.

Temas relacionados