Niegan ofrecimiento de dineros a testigo contra excongresista Óscar Reyes

El abogado Ramón Ballesteros, condenado por estos hechos, negó haberle mostrado una maleta con US$100.000 en EE.UU.

A pesar de haber reconocido intentar sobornar al exparamilitar David Hernández, alias 'Diego Rivera', para favorecer a cuarto dirigentes santandereanos involucrados en parapolítica, entre ellos Óscar Josué Reyes, el abogado Ramón Ballesteros negó que cuando se encontró con el testigo en los Estados Unidos le hubiera mostrado una maleta con 100.000 dólares.

En el mismo proceso que cursa en la Corte Suprema de Justicia, el desmovilizado había afirmado que esta era una oferta inicial para negar la presencia de los cuatro excongresistas en una reunión con integrantes del Bloque Central Bolívar.

Según ‘Diego Rivera’, Ballesteros le había asegurado que en Colombia se le haría efectivo otro pago, que incluía 20.000 dólares que estaría dispuesto a poner el exsenador Reyes. El mismo jurista había aceptado los cargos que se le imputaron por estos hechos, por los cuales  fue condenado, pero insistió en desmentir la referencia del exparamilitar a la maleta con el dinero en la reunión previa que sostuvieron en el país del norte.

"Nunca fui intermediario entre David Hernández López y el exsenador Óscar Reyes y tampoco fui contratado para asumir su defensa", sostuvo el jurista en audiencia pública celebarada ante la Sala penal.

A Reyes, quien fue secretario de Gobierno de Santander en la gobernación del recién capturado Hugo Aguilar, lo procesan por los pactos que supuestamente hizo con las AUC para que apoyaran su aspiración de llegar al Congreso en 2006 y por haber asistido a una reunión con los ‘paras’ en el hotel Chicamocha de Bucaramanga, a la que también asistieron Luis Alberto Gil, Luis Alfonso Riaño y Óscar Suárez Mira.

Según David Hernández, por órdenes de los exlíderes paramilitares Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, y Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, estos dineros también pretendían cooperar financieramente con las aspiraciones electorales de Alfonso Riaño, Luis Alberto Gil y de Óscar Suárez Mira; aparentemente, las cuatro candidaturas fueron apoyadas por el Bloque Central Bolívar en 2006.

Aseguró haber estado presente en una reunión a la que asistieron todos los dirigentes en mención en la que habría quedado zanjado este acuerdo político; el encuentro celebrado en el hotel Chicamocha de Bucaramanga, Santander, fue el evento respecto al cual el abogado Ramón Ballesteros había intentado persuadir a Hernández, con miras a que desmintiera la presencia de su cliente Gil y de los tres restantes dirigentes.
 

Temas relacionados