Niegan que dinero de Venezuela o Farc apoyaran campaña de Rafael Correa

El canciller de Ecuador dijo que son "absolutamente falsas" las alegaciones de un cable filtrado por WikiLeaks.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo que son "absolutamente falsas" las alegaciones de un cable filtrado por WikiLeaks que dice que algunas fuentes de EE.UU. afirmaron que él obtuvo dinero de Venezuela y las Farc para la campaña electoral del presidente, Rafael Correa.

El cable fue firmado en enero de 2010 por Andrew Chritton, entonces "número dos" de la embajada de Estados Unidos en Quito.

"Felizmente para ese señor ya se fue del país", dijo Patiño en referencia a Chritton, a quien calificó como "un espía incompetente y torpe". Según el canciller, el funcionario estadounidense abandonó Ecuador en febrero.

En sus primeras declaraciones sobre el cable, divulgado el lunes por la revista ecuatoriana "Semana", dijo que las afirmaciones que contiene sobre la supuesta canalización de fondos de campaña desde el extranjero "son absolutamente falsas".

Patiño vinculó la publicación de la información a la campaña de cara a la consulta popular del 7 de mayo.

"Están sacando solo los que creen que pueden afectar a la credibilidad del presidente", Rafael Correa, afirmó el canciller, en referencia a algunos medios de comunicación nacionales y al diario español "El País".

El documento de la embajada estadounidense señala que dos fuentes no identificadas, una de ellas "altamente creíble", señalaron que Patiño canalizó fondos de Venezuela para la campaña electoral de Correa, mientras que otro informe "no corroborado" indicaba que el canciller pidió dinero a las Farc para el mismo fin.

Ecuador expulsó la semana pasada a la entonces embajadora estadounidense en Quito, Heather Hodges, después de que apareciera un cable que aseguraba que algunos funcionarios de la Embajada creían que Correa había puesto como jefe de este órgano a un agente supuestamente corrupto para manipularlo.

Washington replicó el pasado jueves la medida respecto al embajador ecuatoriano allí, Luis Gallegos, y se prevé que el viernes retorne a Quito.

Patiño dijo que aun no hay fecha para el nombramiento de nuevos embajadores, pues "es reciente la herida causada por los supuestos documentos firmados por la embajadora".

En la rueda de prensa, Patiño señaló que no emprenderá una "cacería de brujas" en el servicio exterior o la Cancillería de Ecuador para descubrir a posibles informantes de la embajada estadounidense.