No descartan orden de captura por Interpol contra María del Pilar Hurtado

La Fiscal General de la Nación dice que espera que la exdirectora del DAS recapacite y comparezca ante los estrados judiciales por el caso de las chuzadas.

La Fiscal General de la Nación, Vivianne Morales, señaló que la Fiscalía  seguirá adelantando el proceso por el caso de las ‘chuzadas’ en contra de Maria del Pilar Hurtado, independientemente de que ella se presente o no en los próximos días a la imputación de cargos.

El proceso incluiría una orden de captura internacional a través de la Interpol. Dicha orden, aclaró Vivianne Morales, no tendría efectos en Panamá, debido al asilo político que le otorgó el Gobierno de ese país.

En entrevista con Caracol Radio, la Fiscal dijo que espera que Hurtado “reflexione” y se presente a la imputación de cargos, y recordó que se mantiene la posibilidad de llegar a acuerdos de colaboración tal y como lo contempla la Ley.

Morales resaltó que será decisión del Gobierno del presidente Ricardo Martinelli de mantener o no el asilo político, luego de la imputación de cargos o inclusive, si se llegase a presentar una eventual condena a la exfuncionaria colombiana.

El pasado miércoles, tanto María del Pilar Hurtado como Bernardo Moreno, exsexretario de Presidencia, fueron vinculados formalmente al escándalo de las 'chuzadas', luego de que la Fiscalía General de la Nación hubiera solicitado audiencia de imputación de cargos e imposición de medida de aseguramiento en su contra.

Los exfuncionarios habían sido vinculados de manera formal al caso por decisión del entonces fiscal encargado Guillermo Mendoza Diago, pero la elección de Vivianne Morales, como titular en propiedad del cargo, obligó a la revocatoria del auto de solicitud de imposición de medida de aseguramiento e imputación de cargos.

Fue entonces cuando se conoció la noticia relacionada con la concesión del asilo a Hurtado por parte de Panamá, lo que llevó al ente acusador a anunciar su intención de solicitarla en extradición, en caso de que se avale la captura.

La fiscal practicó un par de pruebas más y determinó confirmar el auto firmado por su antecesor Mendoza, quien le endilgaba los cargos de violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, prevaricato por acción, falsedad en documento público y concierto para delinquir.