"No hay desaparecidos de la toma al Palacio"

La esposa del coronel (r) Alfonso Plazas Vega, asegura que el militar fue condenado a treinta años de cárcel sin pruebas, por la retoma al Palacio de Justicia en noviembre de 1985.

¿Qué la animó a escribir este libro?

En principio lo escribí para dejarle a mis nietos el testimonio de nuestras vivencias con este proceso, ahora quiero que Colombia entera se convierta en juez a través de mi testimonio.

Un dato revelador que encontrarán sus lectores.

El testigo clave de la investigación que envió a mi esposo a la cárcel nunca apareció; ni la juez ni la defensa pudieron controvertirlo. Firmó la declaración con un apellido diferente al suyo, y el día de la toma ni siquiera estaba en Bogotá. Otro dato revelador: todavía hay 27 cuerpos del Palacio de Justicia que están en la Fiscalía sin identificar. Probablemente están allí las personas que están buscando.

¿Qué le responde a los familiares de las personas reportadas como desaparecidas?

Que depongan las armas del odio. Que a sus familiares los mató el M-19 y que no están desaparecidos, seguramente están entre los cadáveres no identificados.

O sea que usted asegura que ellos han estado engañados

Lamentablemente sí y seguramente han sufrido mucho por esa  película que les han montado.

¿Cómo fue la vida en su casa desde 1985 hasta 2005?

Normal, hasta que comenzamos a ser amenazados por los resultados de la gestión de mi marido en la Dirección Nacional de Estupefacientes. Tuvimos incluso que sacar a mis hijos del país.

¿Por qué cree que desde 2005 se comenzaron a abrir investigaciones sobre este caso?

Esa es una pregunta que yo me hago: ¿por qué después de que mi marido se enfrentó a los más peligrosos narcotraficantes es que deciden hacer esta investigación, 23 años después del asalto del M-19 al Palacio de Justicia?

¿Algún militar debe pagar por los hechos del Palacio?

No soy juez para juzgar a nadie, pero me parece que los responsables de la toma al Palacio son los que deben responder por lo que allí pasó.

Para usted el M-19 fue un grupo terrorista, ¿cree que guerrillero y terrorista son sinónimos?

¿No es terrorista una persona que recurre al terror, a la violencia, a los secuestros y a los homicidios para coaccionar a la sociedad o al gobierno? Creo que hoy son sinónimos.

Afirma que una de las razones por las que Plazas Vega fue condenado, según usted  sin pruebas, fue porque el M-19 buscó venganza. ¿qué tipo de venganza?

El M-19 jamás perdonó que el Ejército hubiera impedido sus planes de tomarse el poder y juzgar al Presidente de la República, y el narcotráfico no perdonó que el coronel Plazas los haya enfrentado de la manera que lo hizo, quitándoles sus bienes a través de la extinción de dominio. Quiero aclararle que no soy yo la que dice que no hay pruebas, lo dice la juez y lo condena por coautoría mediata, al no haber evidencias de que él haya desaparecido a alguien.

¿Quiénes asesinaron a los magistrados?

Balas de guerrilleros. Y lo dicen las declaraciones de magistrados sobrevivientes.

¿Por qué cree que la juez Jara, quién condenó a su esposo se inventó las amenazas que la llevaron fuera del país?

Si hay o hubo amenazas le quiero decir una cosa: no ha sido el coronel, ni su familia, quienes la han amenazado.

 ¿Alguna vez su esposo le explicó si sabía por qué se había retirado la guardia militar horas antes de la toma?

El coronel Plazas no tenía nada que ver con la seguridad del Palacio de Justicia, y jamás le hubieran ordenado acudir allá ese día, si los terroristas no se hubieran tomado el palacio.

¿Cómo definiría a su esposo?

Como un patriota y servidor público que ama a Colombia y ha estado dispuesto a morir por defenderla.

¿Cree en la justicia Colombiana?

-No pierdo la Fé. Por sus hechos los conoceréis.

Es cierto que hubo un abuso del poder por parte de los militares, comandados por el Coronel Plazas, ¿cuáles serían tres razones para defender  a su esposo ?

Quiero recordarle que el coronel Plazas no era el comandante de la operación y eso quedo claramente establecido en el proceso. Las tres razones serian: Que no hay pruebas, que no hay pruebas y que no hay una sola prueba, ni la puede haber porque no cometió  el delito.

¿A quién le diría: ¡Qué Injusticia!?

A los que no hicieron justicia en esta investigación y en este juicio; y a aquellos colombianos que se han dedicado a juzgarlo sin conocer todos los detalles de esta historia.
 

 

últimas noticias

Alan Ramírez, voz valiente y popular