No más, parce

El martes, a través de su cuenta de twitter, el artista colombiano confirmó la noticia, pero aseguró que no se retirará de la música para emprender un futuro en la política, y que se trata de un alto en el camino para dedicarle tiempo a su familia. Postergó únicamente tres conciertos en EE.UU.

Fernán Martínez Mahecha lo dijo en alguna oportunidad: “el artista es él, el mánager solo sugiere”. Y tenía razón, el receptor de todas las miradas es el músico y es a él a quien le toca saber cómo relacionarse con el público y cuál es la forma adecuada de desarrollar su carrera. Durante once años, Martínez estuvo ahí para sugerirle actitudes a Juanes, algunas fueron asumidas y otras, simplemente, ignoradas.

Desde el álbum Fíjate bien (2000) —el debut discográfico del paisa después de su paso por la banda Ekhymosis—, esta dupla había mostrado consistencia. Por un lado, estaba un artista destacado por su carisma y su conexión con las problemáticas sociales y, por otro, el rey midas de las relaciones públicas, el mismo que contribuyó a la recuperación del espectro latino para Julio Iglesias y que colaboró en el forjamiento de su hijo, Enrique, como figura del pop. El vínculo se mantuvo hasta ayer al medio día, cuando a través de su cuenta en twitter Juanes expresó lo siguiente: “Es cierto que mi relación profesional con Fernán terminó, es falso que me dedicaré a la política, eso sí que es un chiste”.

Algunos portales en internet habían adelantado información desde la mañana y se habían aventurado a dar las razones del rompimiento de esta alianza, que durante más de una década fue muy eficaz, porque logró que Juanes estuviera en eventos de alta importancia mediática, como el concierto inaugural del mundial de fútbol Sudáfrica 2010, su premio Grammy anglo y su innegable éxito en las diversas ediciones de los premios Grammy Latinos, además de ubicarse en el centro de las miradas con su iniciativa Paz sin Fronteras. Se dijo que los problemas con su mánager tenían origen en reclamos de Karen Martínez, y que su relación marital no pasaba por el mejor momento después del nacimiento de su hijo Dante. También se especuló con algunas diferencias suscitadas entre Juanes y Martínez debido a los resultados en ventas de P.A.R.C.E, su más reciente registro sonoro, que no ha tenido la acogida que se esperaba.

Incluso, voces más lanzadas y menos responsables asumieron que el artista estaría siguiendo algún pálpito político. A estos últimos el paisa les contestó: “No es cierto que me voy a retirar de la música, simplemente haré un stop para dedicarme a mi familia y a mí”. Los más entendidos en el tema afirman que la cancelación de tres presentaciones en Estados Unidos simplemente se debió a un empalme con su nuevo grupo, y que los conciertos en España se llevarán a cabo tal como se había presupuestado, así como su gira por América Latina a final de año.

 Las verdaderas razones de esta separación comercial tal vez, nunca se conocerán. Por ahora, Martínez continuará manejando las agendas de sus otras figuras, mientras Juanes estará con su familia y pensando que el mánager simplemente sugiere, porque el artista es él.

Temas relacionados