"No soy continuidad de nadie": Aníbal Gaviria

Responde a las críticas por su alianza con Fabio Valencia y advierte del juego sucio en su contra.

Aníbal Gaviria siguió de largo. De ser precandidato presidencial del liberalismo y luego fórmula vicepresidencial de Rafael Pardo el año pasado, pasó a aspirar a la Alcaldía de Medellín. Y las críticas y los ataques no han faltado, sobre todo cuando el miércoles pasado formalizó su alianza con Fabio Valencia Cossio y Juan Gómez Martínez, dirigentes conservadores a quienes muchos ven como representantes de la política tradicional y marrullera. En este diálogo con El Espectador, Gaviria explica las razones para dicho pacto y responde a los ataques que hablan de supuestos nexos con personas non sanctas y del juego sucio en su contra.

¿Qué significa la alianza que hizo con Fabio Valencia Cossio y Juan Gómez Martínez?

En eso ya hay tradición. Los equipos de ambos me acompañaron cuando aspiré a la Gobernación de Antioquia. Me da mucho orgullo, porque es la muestra de que esa vieja alianza funcionó y que las cosas se hicieron bien.

¿Pero en qué condiciones exactamente se da ese apoyo?

En las de siempre: con total transparencia. Hay un acuerdo programático que está en la mesa, que tiene 12 puntos, y sobre ellos trabajaremos.

Usted siempre ha hablado de renovación política. ¿Cree que Valencia Cossio y Martínez representan eso?

La renovación va en el candidato. A mí no me condicionan las alianzas. La renovación va a estar en los temas, en las fórmulas y en la forma de administrar.

Pero no se puede negar que Fabio Valencia Cossio es visto como representante de esa política tradicional y resabiada. ¿No ha pensado que eso podría afectar su campaña?

El conjunto de personas con las que hemos avanzado en acuerdos programáticos reúne diversas tendencias. Algunas que han hecho política desde hace mucho tiempo y otras están empezando a hacerla. Me he propuesto hacer una candidatura plural en torno a buenos propósitos por Medellín. Esa pluralidad está sujeta a principios, valores y programas. Por eso no creo que eso deba afectarnos sino, por el contrario, fortalecernos.

¿Qué responde a quienes dicen que su aval fue otorgado a dedo por Rafael Pardo?

Nosotros cumplimos con unos parámetros de inscripción en el interior del Partido Liberal y después logramos un acuerdo programático con el equipo de Bernardo Alejandro Guerra. No veo de dónde pueda salir ese comentario.

¿No había una propuesta de hacer una consulta interna entre Guerra, Luis Pérez y usted?

Nunca se planteó ese compromiso.

Entonces, ¿había un acuerdo entre usted y Pardo desde cuando fueron candidatos a la Presidencia?

En política se puede decir de todo y si uno sale a desmentirlo, no hace campaña. Eso que dicen me parece no sólo grotesco, sino ridículo.

¿El Partido Liberal está dividido en Medellín entre Luis Pérez y usted?

El 60% de los políticos del país son liberales. Entonces, por su puesto que el partido está dividido entre los que se fueron para Cambio Radical y para la U. Lo que se está dando es una reunificación, no sólo en el ámbito nacional, sino en el regional. En lo que tiene que ver con Antioquia, la mayoría del partido está con Aníbal Gaviria, si no no sería candidato.

¿Hay juego sucio en esta campaña?

Desafortunadamente sí y creemos que cada vez va a incrementarse más. Pero vamos a hacer todo el esfuerzo para no caer en esa trampa. La gente lo que quiere oír son propuestas.

¿Y de dónde cree que viene ese juego sucio?

No sé, aparecen comentarios, chismes. Espero que no sea de otros candidatos. Sin embargo, no me preocupa que puedan afectar la decisión ciudadana, porque el voto de Medellín es muy maduro y sabrá superar la calumnia.

¿Qué pasó con el llamado a indagatoria y el embargo que le hizo la Contraloría por el contrato de la Licorera?

Ahí hay varios temas. La Contraloría de Antioquia nos inició un proceso y nos embargó, a mí y a varias personas, entre ellas al senador Eugenio Prieto Soto. Es un proceso totalmente político, sin fundamento jurídico y que nosotros hemos respondido contundentemente.

¿Y de qué se trata?

Fue por la venta de unas acciones del Fondo Ganadero de Antioquia en nuestro período como gobernador. Pero fue algo tan absurdo, que nosotros demandamos penalmente a los funcionarios de la Contraloría, porque su actuación carece de fundamento, e interpusimos una acción de nulidad. Eso ya fue investigado y archivado.

¿Y ese ataque de dónde viene?

No sé quién estará detrás. Hacer política como la hemos hecho genera muchos enemigos, agazapados y poderosos. Y el fin es afectar nuestra honra. Lo han hecho y lo seguirán haciendo.

También han tratado de vincularlo con alias ‘El Cebollero’, ¿cómo es eso?

En la precandidatura a la consulta del partido y luego a la Vicepresidencia sacaron ese tema de El Cebollero y de El Alemán. Ahora seguro que lo van a volver a sacar, pero en su momento le escribí a la Fiscalía poniéndome a sus órdenes con toda tranquilidad.

Dicen que usted le dio unos contratos a ‘El Cebollero’...

No. El cuento es que salió una fotografía en la que estoy al lado de él. Pero resulta que fue tomada cuando era gobernador y ese señor era miembro de la junta de la Central Mayorista de Medellín y no tenía ningún problema con la justicia.

¿Y lo de ‘El Alemán’?

Dicen que apoyó mi campaña a la Gobernación, cuando resulta que la mayoría de las personas que están metidas en la cárcel, apoyadas por El Alemán, estuvieron en contra mía.

¿Qué opinión tiene sobre el actual alcalde Alonso Salazar?

Como todos, tiene aciertos y errores.

Porque es que dicen que usted es su continuidad...

No soy la continuidad de nadie. Tengo mis propias ideas y me voy a quedar con lo bueno de Alonso y de otros alcaldes, pero lo que no funcione lo cambio.

¿Hay mucha propuesta populista en esta campaña?

No sé, porque vivo pendiente de la mía y las propuestas de los otros poco las he escuchado.

¿Cómo cambiar esa percepción de inseguridad que por lo general acompaña a Medellín?

Ese es el tema número uno y por eso vamos a darle toda la importancia institucional creando la secretaría o una gerencia de la seguridad, que tendrá a las personas más capacitadas. Desde allí vamos a apoyar a la Fuerza Pública, a la justicia y a los organismos de control para atacar las estructuras y las bandas criminales, que son el principal foco de violencia en la ciudad.

El tema de la movilidad es también crítico, ¿qué hacer?

Vamos a trabajar en la ampliación del sistema de transporte masivo integrado en la ciudad. Tenemos un metro, que es una ventaja, pero debe estar cada vez más conectado e integrado con los barrios y las comunas. En segundo lugar, hay que mejorar y ampliar las vías en la ciudad a través de la inversión pública y la concesión urbana. Vamos a avanzar en la constitución y en la estructuración de una concesión urbana que tenga como columna vertebral el corredor del río.

Precisamente sobre el río hay una propuesta de autopistas aéreas, ¿qué piensa?

En ese corredor vamos a avanzar en la ampliación tanto con vías a nivel como con vías subterráneas, pero no con dobles pisos. No vamos a enterrar el río Medellín, eso sería un crimen.

¿Cuál es su opinión sobre Luis Pérez?

No tengo nada contra ningún candidato. Sé que ustedes tienen que buscar respuestas, pero no quiero entrar en ese terreno.