Norberto Vallejo: entre el periodismo y Kafka

Con el propósito de entregarles a los futuros periodistas una oportunidad para apropiarse y explorar la radio, hace ocho años el comunicador y filósofo creó el programa 'Nuevo mundo'.

¿Qué lo motivó hace ocho años a comenzar con el programa ‘Nuevo mundo’?

La necesidad de crear un espacio para que los estudiantes de comunicación social y periodismo se familiarizaran con el medio y para hacer periodismo joven con sentido social.

¿Cómo celebrarán el octavo aniversario?

Haremos un reencuentro este fin de semana con algunos de los estudiantes que pasaron por el programa para intercambiar experiencias.

Un programa que recuerde con orgullo en estos ocho años.

El programa “A Bush no le va a gustar”, en el que abordamos desde distintas ópticas los propósitos de la visita del presidente de EE.UU. a Colombia, además de los riesgos que se corrieron ese día en las calles con la persecución policial y el humo de los gases lacrimógenos.

Una entrevista difícil.

A una madre a quien las Farc habían asesinado a su hijo y que cuestionaba la Ley de Víctimas porque con dinero no le iban a resucitar a su ser querido.

Una metida de patas.

En un programa en donde se habló sobre diferentes religiones teníamos en línea a un obispo anglicano e hicimos unos comentarios fuera de tono sin saber que él estaba escuchando.

¿Qué le ha enseñado estar al frente de ‘Nuevo mundo’?

A permanecer vigente frente a las inquietudes de los estudiantes de periodismo. Sus ideas son más frescas.

¿A quién le habla ‘Nuevo mundo’?

A aquellos que no tienen oportunidad de ser escuchados en otros programas.

¿Qué tan difícil es ganar oyentes con un programa que se emite a medianoche?

Al principio nos pareció complicado, pero con los años hemos ganado oyentes que nos escriben y nos demuestran que el programa tiene sintonía. Además, lo más importante es que los estudiantes tengan un lugar donde practicar.

¿Cómo proyecta este espacio?

Espero que Nuevo mundo continúe siendo un semillero de periodistas con responsabilidad, disciplina y pasión por lo que hacen.

¿Qué le falta a los espacios radiales colombianos?

Programas culturales y ahondar más en temas sociales

¿Cómo combina el periodismo con la filosofía?

Un buen periodista debe ser ante todo un buen filósofo.

¿Qué le gusta de la filosofía?

Que sigue siendo la madre de todas las ciencias.

Un escritor que lo haya marcado.

Kafka.

¿Qué le ha aportado el programa a la formación de futuros profesionales?

La convicción de no temerle a la verdad.

Dos programas de radio que recomiende.

A vivir que son dos días y La Luciérnaga, de Caracol Radio.

¿Escucha radio digital?

Muy poco, pero creo que estamos en la onda de acogerla.

¿Una emisora virtual que recomiende?

Emisora Radio Nacional.

Un programa que lo marcó de niño.

En general las radionovelas me hacían llorar.

Si hablamos de radio, ¿todo tiempo pasado fue mejor?

Es posible. Se trabajaba con mística y profesionalismo.

Temas relacionados