Obama busca la reelección

Los republicanos alistan toda su maquinaria política para impedir que el actual mandatario permanezca otros cuatro años en la Casa Blanca.

Con el anuncio de la candidatura de Barack Obama arranca oficialmente la pelea por la Casa Blanca. En adelante todo en la actual presidencia de Estados Unidos tendrá como telón de fondo la necesidad de conseguir votos. Las elecciones son en noviembre de 2012 y Obama es ya, oficialmente, un presidente-candidato. Ayer Estados Unidos se despertó con un mandatario proponiendo que voten por él. El anuncio lo hizo mediante un video que llegó a sus seguidores a través de internet y que reprodujeron de inmediato las cadenas de TV.

Obama tiene actualmente, según una última encuesta de The Washington Post, el 50% de popularidad. No tiene rival contundente, pero sí promesas aún por cumplir. Como la reforma migratoria, por ejemplo. “Votantes hispanos creyeron firmemente en sus promesas de avanzar en la reforma migratoria durante los primeros años de su presidencia, pero su apoyo se desvanecerá si los únicos logros migratorios de los últimos cuatro años son más deportaciones de inmigrantes no criminales y más medidas de mano dura de inmigración”, afirmó a El Espectador Katherine Vargas, del Foro Nacional de Inmigración.

El anuncio llega en medio de las protestas que reinan en el Medio Oriente y la operación militar en Libia que tantas críticas ha causado. El premio Nobel de la Paz se enfrenta además a un feroz liderazgo republicano dispuesto a no permitir su reelección. Para empezar, no ha logrado acordar con ellos el presupuesto para 2011, por lo cual algunas oficinas del gobierno federal podrían cerrar en los próximos días, dejando la sensación de un presidente que no fue capaz de sacar adelante el presupuesto nacional.

Pero el reto más importante que tiene es convencer a su pueblo de que ha hecho las cosas bien y necesita concluirlas. Tarea difícil en un país en el que la economía aún no despega y el desempleo sigue alto. Su rival más fuerte en este momento es el exgobernador de Massachusetss Mitt Romney, quien según la más reciente encuesta de la cadena CNN tiene el 22% del apoyo popular. Seguidos están: Sarah Palin, con el 18%; Mike Huckabee, con el 17%, y Newt Gingrich, con el 8%. Hay otros posible candidatos, como Michelle Bachman, de la ultraderecha, casi tan incendiaria como Palin, y el magnate Donald Trump, cuya popularidad es como sus opciones: mínimas.