Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 2 horas

Obama decidió no publicar las imágenes del cadáver de Bin Laden

La foto del cadáver muestra al líder del grupo terrorista Al Qaeda con una gran herida en la cabeza.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, decidió no publicar las imágenes del cadáver del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, según explicó en una entrevista concedida al programa de la cadena CBS "Sixty Minutes".

"Nosotros no somos así. No tratamos estas cosas como un trofeo", declaró el presidente estadounidense, quien justificó su decisión al considerar que la publicación de los documentos gráficos podría poner en peligro la seguridad de las tropas estadounidenses en el exterior".

Según indicó el presidente, habló con su equipo de seguridad nacional, especialmente con sus secretarios de Defensa, Robert Gates, y de Estado, Hillary Clinton, y "todos estuvieron de acuerdo".

Acerca de la posibilidad de que surjan dudas sobre la autenticidad de la muerte, Obama aseguró: "hemos estado supervisando las reacciones mundiales y no hay dudas de que esté muerto. Desde luego, quienes no tienen ninguna duda son los miembros de Al Qaeda".

Publicar las imágenes, agregó, "no supondría ninguna diferencia". El hecho, subrayó, "es que nunca más se verá a Osama bin Laden caminar sobre la superficie de la tierra".

La foto del cadáver de Osama Bin Laden muestra al líder del grupo terrorista Al Qaeda con una gran herida en la cabeza con salida de masa encefálica, según informó la cadena CBS, que ha podido ver la imagen.

En la fotografía se observa la herida que le ocasionó a Bin Laden uno de los dos disparos recibidos, el que le entró por encima del ojo izquierdo, que le abrió el cráneo y le extrajo parte de la masa cerebral.

El líder de Al Qaeda, según la información que ha facilitado Estados Unidos, recibió dos disparos a corta distancia cuando opuso resistencia a su detención, aunque estaba desarmado.

Uno de los disparos le impactó en la cabeza, y el segundo le entró por el pecho.

La Casa Blanca descartó la posibilidad de difundir las fotografías tomadas al cuerpo sin vida de Bin Laden, que, según reconoció ayer el portavoz Jay Carney, son "truculentas".

Carney afirmó que la publicación de las fotos del cadáver de Bin Laden puede tener un efecto "incendiario" y aseguró que ese es uno de los factores que sopesa la residencia oficial para decidir si las divulga o no.