Obama dice que sacrificio de Cristo pone el debate político en perspectiva

El presidente de EE.UU. dijo que la fe ayuda a ver lo que es realmente importante.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo en el segundo desayuno de oración de Pascua que celebra en la Casa Blanca que el sacrificio de Cristo "pone todo lo demás en perspectiva" en un momento de debates políticos críticos en el país.

En una ceremonia en la Sala Este de la Casa Blanca, a la que acudieron miembros de su Gobierno y clérigos de todo el país, Obama dijo que pretende celebrar este desayuno de oración todos los años porque le recuerda que en tiempos difíciles personal y profesionalmente, la fe ayuda a ver lo que es realmente importante.

"Quería organizar este desayuno por una razón simple: teniendo unas vidas tan ocupadas y tareas que se acumulan, esta festividad nos recuerda que hay algo en la resurrección de nuestro Salvador, Jesucristo, que pone todo lo demás en perspectiva", señaló el mandatario.

Obama hizo estas declaraciones horas antes de viajar a Virginia, donde explicará a los ciudadanos su plan para reducir el déficit en el marco de un tour de tres días que le lleva de costa a costa y que tiene el objetivo de promover un programa fiscal más equilibrado que el que proponen los republicanos.

"Todos vivimos en el ajetreo de nuestro trabajo y todo el mundo en esta sala tiene grandes responsabilidades, desde liderar iglesias y confesiones a ayudar a administrar importantes programas gubernamentales y dar forma a nuestra cultura de diferentes maneras. Tengo que admitir que yo también he tenido mucho trabajo y la bandeja de entrada de mi correo sigue acumulando" tareas, afirmó.

Por eso, dijo, "en medio de debates nacionales críticos siempre tenemos que garantizar que mantengamos las cosas en perspectiva. Los niños ayudan para que lo hagamos y una esposa fuerte ayuda también, pero nada supera las sagradas escrituras y el recuerdo del eterno".
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump