"Obama no es Supermán": John Podesta

El exjefe de Gabinete de Bill Clinton asegura que Colombia deberá seguir enfocándose en los derechos humanos.

Las relaciones entre Colombia y Estados Unidos pasan por un gran momento. Así lo considera John Podesta, presidente del prestigioso think-tank Centro para el Progreso Americano, con sede en Washington, quien desde sus tiempos de jefe de gabinete del presidente estadounidense Bill Clinton, a finales de la década de los noventa, ha tenido un estrecho lazo con el país. El haber participado activamente en la estructuración del Plan Colombia y en el proceso de empalme entre las administraciones de George W. Bush y Barack Obama fue el motivo por el cual la Universidad de El Rosario lo invitó para analizar el estado actual de las relaciones entre los dos países.

Hizo parte de la administración Clinton bajo la cual se aprobó el Plan Colombia. ¿Cómo ve esta medida después de diez años?

La decisión del presidente Clinton de invertir en Colombia ha sido exitosa. Permitió la osadía y la valentía del gobierno Uribe para acabar con los problemas de seguridad del país. El gobierno retomó el control del Estado y de la seguridad.

¿Cómo es la imagen de Colombia hoy en Washington?

La visión de Colombia ha mejorado, sin embargo, falta mucho por hacer particularmente en proveer de mayores beneficios a los trabajadores y a los pobres. Por otro lado, ahora que se aprobó la Ley de Víctimas, el gobierno deberá ponerle mucha atención a la restitución de tierras, al respeto de los derechos de las víctimas del conflicto y a los problemas de la población desplazada. Todos estos asuntos seguirán siendo estudiados por la Casa Blanca.

Colombia ha sido uno de los principales aliados de Estados Unidos en la región y sin embargo no se ha aprobado el TLC entre los dos países. ¿Este acuerdo será posible algún día?

En este momento el TLC está en una situación completamente diferente a la de hace seis meses. El diálogo de alto nivel entre los dos gobiernos ha funcionado y el cumplimiento del plan de acción sobre los derechos de los trabajadores ha surtido efecto al poner el TLC con Colombia en el mismo nivel de los de Panamá y Corea, luego de estar realmente rezagado. Además del fuerte apoyo de la administración Obama, hoy el acuerdo cuenta con el suficiente apoyo en las dos cámaras. Debería pasar este año.

¿Cómo ve usted los planes del presidente Obama de retirar 33.000 soldados de Afganistán?

Es un paso importante. Él lo prometió cuando en 2009 autorizó el incremento de tropas en Afganistán y le pidió a sus socios aumentar su presencia con el fin de hacer retroceder la los talibanes y para asegurarse de que Al Qaeda fuera diezmada en la región. El Centro para el Progreso Americano ha recomendado que el retiro debiera ser aún más rápido.

¿El anuncio tiene intenciones reelecionistas?

No creo que esta fuera una decisión política. Desde un principio Obama expresó su deseo de terminar con las guerras de Irak y Afganistán, y éste es un avance.

En campaña, el presidente Obama  prometió una reforma migratoria. ¿La ve factible?

Es una prioridad. En este momento hay un potencial para aprobar una reforma, pero no la que el presidente desea. Todo pasa por saber si la administración logra conformar un paquete que cuente con el apoyo de los dos partidos en el Congreso.

Se siente que hay un descontento por la gestión de Obama...

 Él llegó con un legado de problemas, la mayoría en la parte económica debido a la recesión mundial, pero también sobre la política exterior con dos frentes de batalla en Irak y Afganistán. Entonces, intentó que los ciudadanos se volvieran a preocupar por los temas locales, pero había muchos problemas y él no es Supermán. Es un presidente muy inteligente, capaz, fuerte, decente y progresista que está liderando al país de forma acertada. Hubo demasiadas expectativas sobre sus hombros.

¿Cree que  será reelegido?

Definitivamente.

El retiro de Afganistán

  • 33 mil soldados estadounidenses serán retirados del frente de guerra a finales de 2012, según anunció Barack Obama.
  • 109 mil, es decir el total de soldados que EE.UU. tiene desplegados en ese país, deberán estar en casa para el año 2014.
  • 56% de los estadounidenses están a favor del retiro de las tropas, según una encuesta hecha luego del anuncio.

 

Temas relacionados