'Obama se convenció de la importancia del acuerdo'

El presidente de la República dice que no cambiarán las normas laborales, sólo se fortalecerá la capacidad de hacerlas cumplir.

Después de la exitosa semana que tuvo en Estados Unidos, de donde salió con luz verde para el TLC con este país, el presidente Juan Manuel Santos decidió no darle pausa a su buena hora y visitar España y Alemania para regresar con mejores noticias: atraer inversión para generar más empleo para los colombianos y rematar agilizando también la aprobación del TLC con la Unión Europea.

En medio de tan apretada agenda, Santos le contó a El Espectador el impacto de sus compromisos con Estados Unidos.

Faltan 11 días para el 22 de abril. ¿Va a poder Colombia hacer lo que se comprometió con EE.UU.?

Muchas de las acciones más inmediatas están ya en proceso. Ya se han tomado decisiones en el sentido de fortalecer los programas de protección, de asignar policías judiciales para fortalecer la capacidad de la Fiscalía, de crear cargos para nuevos inspectores laborales y hay varias iniciativas de ley que ya estaban en proceso en el Congreso de la República.

Se requiere una reforma al Código Penal para poder cumplir con algunos puntos del acuerdo. Con una agenda tan apretada, ¿la alcanza a sacar adelante en tan poco tiempo?

La reforma fue presentada en el proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que fue aprobada en tercer debate en el Congreso.

¿Cómo piensa proteger a los sindicalistas de las bacrim? Muchos afirman que eso es imposible…

Los sindicalistas no son los únicos ciudadanos afectados por las bacrim. Este es un problema que hay que enfrentar para proteger a todos los colombianos. La Fuerza Pública y las autoridades están enfocadas en ello.

¿Cómo le fue en su reunión con los sindicatos?

Yo esperaba que reconocieran el avance tan importante que representan las medidas que estamos tomando para la protección de los derechos laborales. Efectivamente así lo hicieron. No esperaba que dijeran necesariamente que estaban de acuerdo con el TLC. Algunos nunca estarán a favor del libre comercio por razones ideológicas. Sin embargo, hay algunos que sí ven el beneficio de este tratado para la creación de empleos dignos, que es lo que nos debería interesar a todos.

¿Cómo va a manejar los sinsabores que surgirán entre los contratistas por los cambios en el sistema de cooperativas y de pactos colectivos?

Las empresas que están respetando las normas laborales y dando un trato justo a sus trabajadores no tienen de qué preocuparse. Las cooperativas de trabajo y los pactos colectivos pueden seguirse usando, pero usando bien. Las medidas que estamos tomando no están cambiando las normas laborales. Sólo pretenden  fortalecer la capacidad de hacerlas cumplir.

En Estados Unidos hay quienes dicen que Obama se comprometió con el TLC más por conveniencia que por convicción. ¿Qué opina?

Yo diría que se fue convenciendo poco a poco de lo importante que era este acuerdo para su país, para la región y, obviamente, para Colombia.

Si bien parece que el TLC tiene el camino despejado, ¿qué va a hacer Colombia sin preferencias arancelarias?

Esperamos que eso se despeje muy pronto. Con la definición del TLC debería ser más fácil destrabar ahora lo de las preferencias.