Obama ya trabaja en el voto hispano

Este lunes, la Casa Blanca anunció la puesta en marcha de un "diálogo nacional" con 160 líderes.

La Casa Blanca entabló este lunes un diálogo nacional con unos 160 líderes latinos de 25 estados del país para elaborar un “plan de acción” que responda a los asuntos más acuciantes de este pujante bloque electoral.

“Nuestra esperanza es que ustedes tengan un mejor entendimiento de la agenda y las prioridades” de la Administración Obama, con la idea de mejorar los programas existentes, explicó el asesor presidencial Pete Rouse al inicio de la conferencia.

Rouse señaló que el presidente Barack Obama ha pedido un informe detallado de la reunión, que concluirá este martes en la sede del Departamento de Salud. “Estados Unidos no puede avanzar si la comunidad latina no avanza” y el objetivo del encuentro es “más que todo escuchar” las ideas de los líderes comunitarios, dijo Cecilia Muñoz, directora de asuntos intergubernamentales de la Casa Blanca.

La conferencia entre funcionarios de alto rango del gobierno y los líderes comunitarios abordó un amplio abanico de temas que afectan con especial dureza a los latinos, incluyendo la inmigración, el desempleo, la deserción escolar y las disparidades en el acceso al cuidado médico.

Los hispanos, por ejemplo, encaran una tasa de desempleo del 11,6 por ciento, por encima de la tasa nacional de 9,2 por ciento, y, como grupo, tienden a tener mayores problemas de acceso a la educación. Así, la reunión se produce en unos momentos en que Obama busca afianzar el voto hispano para sus esfuerzos de reelección en 2012, consciente del descontento de esta minoría por la inacción en torno al “Dream Act” o una reforma migratoria integral.

Obama ganó el apoyo latino en 2008 en parte por su promesa de reformar el sistema de inmigración, una iniciativa que sigue estancada en el Congreso. “Hemos tenido mucho éxito al avanzar la agenda para la comunidad latina y parte de la razón de este encuentro es que la gente se entere de lo que hemos hecho y que nos ayude a avanzar juntos”, dijo a Efe Juan Sepúlveda, director de la Iniciativa de la Casa Blanca para la Excelencia Educativa de los Hispanos.

Sepúlveda reconoció la “frustración de la gente” por la falta de avance del “Dream Act”, la iniciativa legal para la legalización de los estudiantes indocumentados, pero insistió en que Obama “no lo puede lograr sólo y necesita el apoyo de los republicanos” en el Congreso.

Aunque el encuentro no arrojó novedades, varios de los participantes consultados por Efe expresaron optimismo en que se logrará un plan de acción para el avance de la comunidad latina, que representa el 16 por ciento de la población en EE.UU.

“No es un nuevo acercamiento, porque la Casa Blanca ha tenido la puerta abierta para los líderes hispanos, y es importante siempre dialogar”, dijo Joe García, vicepresidente de desarrollo empresarial de la compañía CSA Group y exlíder del Partido Demócrata en Florida. “Sí hay matices políticos, pues claramente este es un oficio político. No se puede saber cómo llegar a ese grupo si no se habla con ellos”, observó.

Para Rafael Fantauzzi, presidente de la Coalición Nacional Puertorriqueña, este diálogo permite buscar soluciones a asuntos “como la tasa de desempleo del 16 por ciento que encaran los puertorriqueños en la isla... porque la economía afronta un desastre mayor” que en Estados Unidos.

La comunidad boricua ha registrado un crecimiento en estados como Florida, Virginia y Pensilvania, y busca “más oportunidades para su avance en la educación y salud”, agregó. Ana Sol Gutiérrez, delegada demócrata ante la asamblea estatal de Maryland, no tuvo dudas de que el encuentro tuvo un cariz electoral.

“Estoy acá convencida de que vale la pena seguir el diálogo, pero más bien deberíamos estar haciendo un plan de acción sobre lo que queremos lograr. Hasta ahora no lo hemos tenido y quiero ver que en realidad somos una alta prioridad para el presidente Obama”, señaló.

Ahora no estamos como en 2008; él (Obama) prometió un cambio y ahora la comunidad latina quiere ver resultados... necesitamos la motivación para” votar por él en 2012, resumió Gutiérrez.