"Ola Verde murió en la playa de la realidad política": uribistas

Roy Barreras consideró que ese partido fue una cosa pasajera. Por su parte, Armando Benedetti insistió en que trabajará por Enrique Peñalosa.

En medio de la más dura crisis que afronta el Partido Verde desde la llegada a la colectividad por parte de los tres exalcaldes, Enrique Peñalosa, Lucho Garzón y Antanas Mockus, los uribistas han aprovechado para hacer sendas críticas a la llamada ‘Ola Verde’.

Siendo ésta la principal figura desplegada por ese partido en desarrollo de las elecciones presidenciales, varios señalan de poca seriedad las actitudes de los verdes, luego de que por petición del el expresidente Álvaro Uribe Vélez, el Partido de La U y el candidata Enrique Peñalosa, abrieran caminos programáticos para llegar juntos a los comicios de octubre.

Primero fue el senador Roy Barreras quien envió contundentes mensajes sobre la actual situación. “La Ola Verde estalló contra los acantilados de la realidad y se hizo pedazos (…) esa ola murió en la playa de la realidad política”, aseguró el legislador vallecaucano.

Una cosa son las olas pasajeras de la moda y otra cosa es mantener la coherencia y las reglas de juego para poder tramitar los proyectos políticos alrededor del poder”, continuó.

Tras esto, llamó a la opinión a reflexionar sobre cómo se construyen los partidos políticos en el país. “Construir partidos políticos serios no es asuntos fácil ni de improvisaciones”, insistió.

Barreras, igualmente, manifestó que “lo que ahora ven los colombianos es que hay cuatro personalidades con egos muy grandes –Peñalosa, Lucho, Mockus y Fajardo-, donde cada cual trata de imponer sus ideas y dejaron abandonados a sus electores”.

Finalmente, insistió en que “se equivocan” quienes aseguran que el expresidente Uribe, al dar su ‘guiño’ a Peñalosa, trató de atomizar al Partido Verde.

No tenemos tiempo para fragmentar a los verdes, ellos se fragmentan solitos”, agregó.

Sin embargo, aseguró que pese a esa crisis continuará con la idea de respaldar a Peñalosa. “No importa la camiseta que tenga Peñalosa porque él es el más preparado y Bogotá lo que necesita es salir del desastre en el que el Polo lo hundió”, añadió.

A su turno, el presidente del Senado, Armando Benedetti, insistió en que "yo voy a trabajar por Peñalosa y lo hago porque creo que la ciudad está desbaratada y nadie la conoce mejor que él”.

El senador le dijo a su partido, La U, que “no estamos para una aventura más y Peñalosa es la mejor opción para Bogotá”.