ONU pide aumentar esfuerzos para acabar con la pobreza y la desigualdad

Urgió aprovechar mejor el gran potencial humano, cuando la población alcanzará los 7.000 millones de habitantes este año.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió a la comunidad internacional a incrementar sus esfuerzos para de una vez acabar con la pobreza y la desigualdad, y aprovechar mejor el gran potencial humano, cuando la población alcanzará los 7.000 millones de habitantes este año.

"El hecho de que la población llegue a 7.000 millones constituye un hito numérico, pero nuestra atención siempre debe centrarse en las personas", señaló hoy Ban, en su mensaje por el Día Mundial de Población, que se celebra desde 1987 cuando la población del planeta alcanzó 5.000 millones.

El máximo responsable de la ONU indicó también que esta cifra debe recordar a todos "la responsabilidad compartida de cuidarnos los unos a los otros y de cuidar nuestro planeta".

Asimismo, señaló que ahora más que nunca las personas pueden influir de manera positiva en la construcción de un mundo mejor mediante el establecimiento de redes sociales que las unan y el trabajo a favor del cambio.

"Este año hemos visto muchos ejemplos del inmenso poder de la gente para albergar la esperanza en lugar de sumirse en la desesperación, buscar un trato justo cuando es víctima de discriminación y exigir justicia cuando se impone la tiranía", afirmó Ban.

También indicó que para vencer los grandes retos como el hambre, las enfermedades y la violencia hace falta lo mejor de cada persona, por lo que en su mensaje exhortó a tomar medidas decisivas para forjar un futuro mejor.

Además, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) lanzó hoy una campaña para resaltar los retos y oportunidades que plantea alcanzar los 7.000 millones de habitantes en el planeta.

Según esa agencia de la ONU, la población seguirá creciendo al menos hasta mediados de siglo y se espera que en ese momento se estabilice entorno a 10.000 millones.

El director ejecutivo del UNFPA, Babatunde Osotimehin, resaltó en su mensaje de hoy los desafíos que representan la pobreza, la desigualdad y la carencia de recursos, al tiempo que señaló que la creciente interconexión global representa también grandes posibilidades de avances.

Osotimehin resaltó la necesidad de compatibilizar esa enorme capacidad de compartir información e ideas, y de que las comunidades se involucren para resolver problemas como la reducción de las desigualdades y la mejora de los estándares de vida para las generaciones actuales y futuras.

"Ha llegado ya el momento de la acción", dijo el responsable del UNFPA, que pidió más esfuerzos de la comunidad internacional para que 215 millones de mujeres de países en desarrollo puedan acceder a la planificación familiar que desean y a tener sus hijos con un tiempo suficiente espaciado.

También recordó que si se actúa de manera coordinada, se pueden prevenir las mil muertes de mujeres por complicaciones con el embarazo y el parto que a diario se producen, al tiempo que recordó que en el mundo hay 1.800 millones de adolescentes y jóvenes entre 10 y 24 años que en su mayoría viven en países en desarrollo.

"Cada joven tiene derecho a la educación, incluida la sexual y a acceder a servicios sanitarios. Con las políticas adecuadas, inversiones y asistencia social, los jóvenes pueden tener vidas mejores libres de pobreza y con mejores perspectivas de paz y estabilidad", agregó.

Según datos de la ONU el crecimiento de la población es mayoritario en los países menos desarrollados y la brecha entre ricos y pobres se agranda, al tiempo que la urbanización y las migraciones continúan, y el cambio climático aumenta las vulnerabilidades de la población por inseguridad alimentaria, falta de agua o desastres naturales.

"Un mundo con 7.000 millones de personas es en muchas maneras un logro: a nivel global se tienen vidas más largas y sanas, y las parejas deciden tener menos hijos", señaló el Fondo de Población de las Naciones Unidas, que destacó que pese a esa situación muchas parejas están en edad fértil y que la población mundial aumentará en las próximas décadas.

Asimismo, destacó que en un planeta con desigualdades y un mal reparto de los recursos, el UNFPA quiere destacar la necesidad de resolver los problemas presentes y futuros, así como los niveles de población que se van a alcanzar, cómo planificar para cerrar las brechas o la necesidad de que los núcleos urbanos se preparen para tener más habitantes.

Temas relacionados